​7 de cada 10 hogares españoles no viven la recuperación económica

|


PobrezaCero


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el Partido Popular en su conjunto defienden que España ha salido de la crisis y que ahora estamos en plena recuperación económica. Sin embargo esto no es lo que piensan los ciudadanos de a pie.


Un estudio realizado por la fundación FOESSA, vinculada a Cáritas, muestra que 7 de cada 10 hogares españoles no vive tal recuperación y además constata la dinámica de “empobrecimiento de la pobreza”, es decir, los pobres siguen siendo más pobres mientras que los que más tienen sí han notado esa mejoría de la que habla el Gobierno del PP.


El informe ‘Desprotección Social y Estrategias Familiares’ está basado en una encuesta a 1.300 hogares de toda España y mide 17 indicadores relacionados con la capacidad de los españoles para afrontar situaciones adversas futuras. En este sentido se puede comprobar que casi el 60% de las familias no podrían hacer frente a más de uno o dos meses sin tener ingresos, puesto que no tienen nada ahorrado o su nivel de ahorro es muy bajo.


4 de cada 10 hogares sufren un empeoramiento en relación a las necesidades de salud que están fuera del sistema sanitario público, en cuanto a los refuerzos educativos o también respecto a disfrutar de una semana de vacaciones fuera de su domicilio.


Los amigos y los familiares constituyen el apoyo más fuerte para estos hogares, representando un porcentaje del 70%. No obstante en el caso de las familias que se encuentran bajo el umbral de la pobreza, 5 de cada 10 no podrían contar con esta ayuda. En cuanto a la colaboración externa, el 57% confía más en la respuesta de las organizaciones que en la de las administraciones públicas . En torno al 75% creen que votar no es una herramienta útil y que no sirve para mejorar su situación.


Con los datos en la mano el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, pide al Gobierno que priorice la lucha contra la pobreza. Mora insta a Rajoy a garantizar los ingresos para los 200.000 hogares que no reciben ninguna renta, solución que considera “factible” y que requeriría una inversión de 3.000 millones de euros.


   Administraciones catalanas y PYMES se reúnen contra la pobreza energética