​Un padre absuelto tras quitarle el móvil a su hija de 14 años

|


Adolescentesymviles 1


El Juzgado de lo Penal nº2 de Almería absuelve a un padre y a su pareja sentimental por un presunto delito de maltrato familiar tras ser denunciado por su hija de 14 años como consecuencia de una pelea en la que le requisaron el teléfono móvil.


El fallo considera acreditado la existencia de una discusión entre ellos por el uso del móvil pero no ha dado por probado que las lesiones apreciadas en la adolescente tres días después de la trifulca se las causaran los acusados. La Fiscalía pedía para ellos diez meses de prisión y tres años de alejamiento.


El juez señala que no existe prueba de cargo para desvirtuar la presunción de inocencia de los acusados dada la declaración prestada por la menor. El magistrado subraya que la adolescente reconoció un “mal comportamiento” como sacar malas notas y fumar pese a la prohibición del padre, así como que quería dejar de vivir con él admitiendo que se había escapado de casa durante una semana e incluso se había “autolesionado”.


El auto sostiene la cuestionable credibilidad de la menor que unido al informe del forense de las lesiones presentadas días después de la discusión pone en duda que fueran originadas el día de los hechos. Apunta además que los denunciados negaron el maltrato pese a reconocer la "conflictiva" relación con la menor a la que castigaron "en varias ocasiones".


El magistrado reitera la falta de acreditación de malos tratos y considera que “debajo de toda difícil relación paterno filial, en la educación de la menor de 14 años, subyacen los intentos del padre por ejercitar el llamado derecho de corrección”.