El Govern de Torra confía en que el impuesto por emisiones CO2 entrará en vigor en enero de 2019

|


Coches URV
Rull vaticinó que este impuesto recaudaría unos 75 millones. Fuente: URV


El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, confía en la recogida de la tasa en concepto de CO2 que emiten los vehículos privados más contaminantes entre en vigor en enero de 2019, con la finalidad de comenzar a alimentar la mitad del nuevo Fondo Climático


Lo ha explicado en una entrevista a Europa Press, en la que ha dicho: "El impuesto creemos que lo podemos tener listo a partir del 1 de enero de 2019, y por tanto podremos comenzar a nutrir este fondo que nos servirá para hacer un conjunto de actuaciones en beneficio de la sosteniblidad de Catalunya". 


El tributo está destinado a gravar determinados vehículos en función de sus emisiones de CO2, considerado el principal gas de efecto invernadero causante del cambio climático. 


La creación del fondo climático, pionero en España, es uno de los puntos más destacados de la Ley catalana de cambio climático, que aprobó el Parlament en julio de 2017, que fue impugnada por el Gobierno central, suspendida por el Tribunal Constitucional y desbloqueada por este tribunal a mediados de abril. 


El único artículo que se mantiene suspendido es el que establece la prohibición de conceder permisos de explotación para la obtencióndel gas y petróleo mediante 'fracking'. No obstante eso no implica ningún pronunciamiento definitivo del TC, que habrá de entrar en el futuro en el fondo de los asuntos impugnados, probablemente con una sentencia que podría llegar de aquí a unos años. 


El entonces conseller de Territorio, Josep Rull, vaticinó que la nueva medida impositiva recaudaría unos 75 millones de euros al año.


   ​Legalizada la primera planta de autoconsumo eléctrico compartido de España en Rubí