EL DERBI: ESPANYOL-BARÇA

Valverde sobre la tensión con el Espanyol: "Se hace mucho ruido, y luego al final la gente es muy normal"

En defensa de Sergi Roberto: "No tiene juego subterráneo"
|


Valverde

Ernesto Valverde, entrenador del FC Barcelona. Fuente: FCB


El entrenador del Barça, Ernesto Valverde, ha asegurado que después de medirse en cuartos de final de la Copa del Rey habrá "pocas" sorpresas en el duelo de este domingo ante el RCD Espanyol en el RCDE Stadium (16.15 horas), y ha reiterando que a pesar de la ventaja con la que cuenta en LaLiga Santander no se va a "tranquilizar", porque eso le llevará a "cometer un error", además de defender a Sergi Roberto tras la dura entrada que realizó sobre Andreas Pereira.


"No me quiero tranquilizar, es un pensamiento erróneo. El pensar que tienes cierto margen te puede llevar a cometer un error, y queda mucho de Liga. Nuestra intención es ganar mañana", declaró en la rueda de prensa previa, afirmando que no le condiciona tener que disputar la vuelta de Copa la próxima semana para hacer la alineación. "El partido de Valencia no me condiciona, me condiciona más de dónde venimos, de jugar el jueves por la noche", dijo.


El técnico del FC Barcelona explicó que al haberse enfrentado dos veces con los pericos en las últimas semanas habrá "pocas" sorpresas. "Después de estos dos últimos partidos de Copa, al estar tan cercanos, las sorpresas serán pocas. Tienen alternativas, nosotros también, pero cada equipo tiene su estilo. Intentarán jugar con entusiasmo y valor", expuso.


"Intentarán repetir el resultado de Copa. Intentaremos sorprenderles, son tres puntos importantísimos porque empezamos a restar jornadas, estamos en un momento clave de la temporada, acercándonos a la eliminatoria de 'Champions'. Ganar cuesta, en los dos últimos partidos tenemos esa referencia", prosiguió.


En este sentido, Valverde reiteró que el cuadro blanquiazul les va "a apretar", y que por ello deberán "estar igual de motivados que ellos". "En el inicio tenemos que tener buena presencia en el campo. Tienen jugadores con gran despliegue físico, y en ese sentido nos van a obligar, pero estamos preparados para ello. Estos partidos son especiales, se juegan con el corazón también", recordó.


Además, descartó que vaya a haber polémica en el duelo, y que si se habla de ella es "porque hay que generar expectación". "Se hace mucho ruido, y luego al final la gente es muy normal. El partido en el campo del Espanyol fue un partido con tensión, pero normal. No creo que sea diferente. La bola se ha hecho grande", afirmó.


También justificó la defensa del club culé de Gerard Piqué y Sergio Busquets después de que el Espanyol les denunciase tras sus declaraciones en el derbi de vuelta. "Intento siempre mantener una postura acorde con mi equipo, con el club, y hacer que todo fluya de manera tranquila", apuntó, recordando que "hay que aceptar a todo el mundo como es", por lo que no prescindirá de Piqué sólo para calmar el ambiente. "No estoy pensando en nada que no sea poner al mejor equipo para ganar mañana", señaló.


Tras su comparecencia, Valverde ha hecho el tradicional posado con el entrenador rival, Quique Sánchez Flores, antes del derbi. "Somos rivales, pero somos compañeros. A veces nos enfadamos, pero se termina y estamos metidos en lo mismo. Parece siempre que es todo mucho más de lo que luego es. Es un partido de fútbol, que gane el que mejor juegue", aclaró.


"Sergi Roberto no tiene juego subterráneo"


Durante la rueda de prensa, Valverde hizo una defensa a ultranza de Sergi Roberto después de que este lesionase al valencianista Andreas Pereira durante el choque copero, y resaltó que no actuó a mala fe. "Es un jugada absolutamente fortuita. Mide mal la llegada al balón, va al balón, no es sospechoso de eso, no tiene juego subterráneo", subrayó.


"Es una jugada en la que no está acertado en la defensa, quiere despegar la pelota y el rival se lleva la peor parte. La gente del fútbol conoce a Sergi Roberto; ahí está la responsabilidad del mundo del fútbol para no recalentar el partido", indicó.


En otro orden de cosas, no desveló si Andrés Iniesta disputará el partido, aunque avisó de que si no lo hace no será porque el Espanyol desarrolle un juego agresivo. "Es posible que Iniesta no salga de inicio, pero no espero un partido duro ni agresivo. Si tiene que descansar no será por esa circunstancia. Es verdad que tenemos que refrescar un poco al equipo", manifestó.


A quien sí descartó es al francés Ousmane Dembélé. "No está para jugar ahora, intentaremos ser cuidadosos con él de la misma manera que lo fuimos en el momento en el que se recuperaba de la lesión anterior. Ha hecho una parte con el grupo. No soy partidario de correr riesgos", expresó.


Tampoco explicó si el colombiano Yerry Mina tendrá su oportunidad ante el cuadro perico en el centro de la defensa, propiedad hasta ahora de Umtiti y Piqué. "Podría jugar mañana o el próximo día, está en condiciones. Hasta ahora he decidido que jueguen Samuel y Gerard. Ha pasado el período de adaptación", expuso.


Por último, el técnico vasco valoró el fichaje de Iñigo Martínez por el Athletic Club, después de abonar la cláusula de rescisión. "Sabemos cómo es el mundo del fútbol, que todos somos susceptibles de que nos fichen a un jugador. Al Athletic no le gustará que le haya fichado el City a Aymeric Laporte, como a la Real Sociedad no le habrá gustado que le hayan fichado a Iñigo Martínez. A nosotros tampoco nos gustó que el PSG nos fichara a Neymar", concluyó.


   Sánchez Flores: "Representamos un sentimiento que se tiene que notar, pero hay que controlar energías"
   El Barça presentará alegaciones al expediente a Piqué y Busquets al no ver "incitación a la violencia"
   El Barça toma ventaja pero decide Mestalla