Pérez de los Cobos acusa a los Mossos de facilitar la votación del 1-O

“El cumplimiento de la Ley estaba por encima de la convivencia ciudadana”
|


20180201 382175 SupremoMO 1 1

Pérez de los Cobos a su llegada al Tribunal Supremo. Fuente: Europa Press


El coronel de la Guardia Civil que fue responsable de la coordinación del operativo policial para evitar la celebración del referéndum ilegal, Diego Pérez de los Cobos, ha acusado a los Mossos d’Esquadra de facilitar la votación del 1 de octubre y ha afirmado, en cuanto a las cargas policiales, que “el cumplimiento de la Ley estaba por encima de la convivencia ciudadana”. Así lo ha declarado este jueves en calidad de testigo ante el juez del Supremo, Pablo Llarena.


El alto mando del ministerio de Interior, que ha respondido a las preguntas de todas las partes durante algo más de cuatro horas, ha ratificado la versión de la Fiscalía sobre la existencia de un “concierto” entre los Mossos, el Govern de Catalunya y las organizaciones de la sociedad civil.


De los Cobos ha manifestado que todos ellos actuaban “en sintonía” para permitir el 1-O y que los Mossos d'Esquadra acudieron la víspera de la consulta a algunos colegios en los que informaron a los allí presentes de que al día siguiente no actuarían si se concentraba mucha población en los centros de votación. En cuanto al día del referéndum ha asegurado que agentes de la policía catalana avisaban a la gente de los movimientos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para que pudieran organizarse al respecto.


En cuanto a la reunión de la Junta de Seguridad del pasado 28 de septiembre entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ha reconocido que le trasladó al exconseller de Interior, Joaquim Forn, que la forma más sencilla de evitar incidentes era desconvocar la consulta. En un encuentro que el coronel de la Guardia Civil ha calificado de “tenso”, Forn le habría planteado, según fuentes presentes en el interrogatorio, que la postura de la Generalitat era que la convivencia se tenía que preservar y la ley se tenía que aplicar con criterios de congruencia y proporcionalidad.


Preguntado por el major de los Mossos d’Esquadra cesado por el Gobierno en aplicación del 155, Josep Lluís Trapero, ha sostenido que, pese a decir en las actas de dicha junta que acataría las órdenes, luego pudo demostrarse que no fue así y que actuaba siguiendo las directrices del exconseller Forn facilitando la consulta.


El cumplimiento de la Ley prima sobre la convivencia ciudadana


El coordinador policial del 1-O ha admitido que no tuvo acceso al auto íntegro de la juez del TSJC, Mercedes Armas, hasta después del 1 de octubre. En este punto ha señalado que solo conocía la parte dispositiva y que desde el punto de la vista de los cuerpos de seguridad por encima de la convivencia ciudadana se encuentra el cumplimiento de la ley. Cabe recordar que la resolución de la magistrada se ordenaba requisar material y cerrar centros electorales, pero siempre y cuando no se viese afectada la convivencia ciudadana.


El alto cargo del ministerio de Interior ha justificado así el uso de la fuerza por parte de los efectivos policiales y ha destacado que la Policía y la Guardia Civil pueden utilizar pelotas de goma en Catalunya porque estos cuerpos no están sometidos a la prohibición del Parlament que sí pesa sobre los Mossos.



De los Cobos, que ha admitido que se utilizaron gases lacrimógenos en algunos puntos de votación, ha declarado que no acepta el número oficial de heridos dado por la Generalitat porque se trata de asistencias sanitarias que habría que revisar y ha añadido que algunas de ellas se ha acreditado que son falsas. 


   ​El exdirector de los Mossos, Albert Batlle, dimitió tras hablar “dos minutos” con Joaquim Forn
   El exconseller Baiget declara ante el Supremo que la vía unilateral era una “irresponsabilidad”
   Munté, Jané y Ruiz declaran ante el juez que renunciaron por motivos personales