​Torrent defiende que solo habrá pleno de investidura “cuando se cumplan todas las garantías”

|


Torrent

Roger Torrent, presidente del Parlament. Fuente: Europa Press


El presidente del Parlament, Roger Torrent, defiende el aplazamiento del pleno de investidura de Carles Puigdemont. El republicano se reafirma en su decisión, que ha puesto en evidencia las discrepancias del bloque independentista y ha creado tensión entre grupos, y asegura que solo se celebrará la sesión si se cumplen “todas las garantías”.


“Solo habrá un debate de investidura si hay todas las garantías para Puigdemont y si esta investidura es efectiva”, así lo ha dicho en una entrevista a Rac1 en la que ha reiterado que el único candidato que tiene los apoyos necesarios es el expresidente de la Generalitat.


El líder de la Cámara catalana ha afirmado que no se prevén plazos para la celebración del pleno (si bien los letrados del Parlament están elaborando un informe al respecto) y ha insistido en que la sesión en la que se nombrará al nuevo presidente del Govern se producirá cuando “se cumplan todas las garantías democráticas y de efectividad”.


Sobre el aplazamiento del pleno ha reconocido que la decisión fue suya y ha declarado que intentó comunicársela al líder de Junts per Catalunya pero no lo logró. El político, que ha dicho tener una relación con Puigdemont “muy buena y muy fluida”, ha defendido que la parálisis no ha sido provocada por el Parlament, sino que ha sido culpa del “despropósito que ha hecho el Gobierno del Estado y que ha avalado el Tribunal Constitucional”.


Preguntado por los mensajes del expresidente de la Generalitat a Toni Comín, exconseller de Salud y diputado electo de ERC, en los que se consideraba sacrificado tras la decisión de Torrent, se ha limitado a decir que “son mensajes de carácter privado”, por lo que “el Parlament y su presidente no tienen que entrar a valorarlos”.


En cuanto a si cree que el proceso independentista ha terminado, como así escribía Puigdemont a Comín, ha declarado que “no será la última vez que oiremos que está muerto” y ha asegurado que no solo no lo está sino “que está más vivo que nunca”. En este sentido ha concluido que cada vez que repiten que el “Procés se ha acabado”, se repite la “evidencia de que la determinación de una mayoría de la población catalana va creciendo”. 


   ​Rafael Catalá ya da por hecho que los políticos independentistas serán inhabilitados
   ​Junqueras apuesta por un Govern bicéfalo
   Contactos entre JxCat y ERC para recomponer el bloque independentista