​Junqueras apuesta por un Govern bicéfalo

Junqueras: "Duele la prisión preventiva, jamás he rehuido dar la cara"
|


Junqueras

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat. Fuente: Europa Press


Oriol Junqueras plantea que Puigdemont sea presidente ‘de paja’, es decir, que el líder de JxCat ejerza una Presidencia de la Generalitat “simbólica”. Lo ha dejado caer en una entrevista con Diario16.com contestada desde la cárcel a través de sus abogados.


El líder de ERC ha defendido la investidura del candidato de Junts per Catalunya, ya que se trata de un “diputado electo”, sin embargo ha vuelto a plantear la idea difundida en campaña por su número dos, Marta Rovira, acerca de la creación de un Govern bicéfalo.


El exvicepresidente de la Generalitat valora que el contexto actual obliga a repensar como es la Presidencia, “lo que no quita que las circunstancias actuales puedan obligar o impedir que esta presidencia sea efectiva. Y que se deba combinar una presidencia legítima, aunque simbólica, con una ejecutiva”. Así ha admitido, a preguntas del digital, que la posibilidad de que él sea el jefe del Ejecutivo catalán desde la cárcel de Estremera también presenta las mismas dificultades: “La prisión tiene muchas limitaciones. Vendría a ser lo mismo”.


“Jamás he rehuido dar la cara”


En pleno tensión dentro del bando independentista sobre cómo concretar la investidura del expresidente de la Generalitat, el republicano asegura que ve con respeto las posiciones de éste aunque ha reconocido que tienen en ocasiones distintos puntos de vista.


Oriol Junqueras, que trata de evitar ‘entrar al trapo’ en cuanto a los polémicos mensajes de Puigdemont, ha concluido que “hay que poner las luces largas” porque “a menudo las cortas no te dejan ver todo el recorrido ni un horizonte”.



El jefe de Esquerra, que ha reivindicado que “la victoria del independentismo y la derrota del 155” no se explica sin ERC, ha señalado que no desea que haya repetición electoral en Catalunya y ha defendido su actuación tras la declaración de la República desde el Parlament. “Duele la prisión preventiva, jamás he rehuido dar la cara”, ha sentenciado el republicano con estas declaraciones con las que algunos podrían haberse dado por aludidos.


   Contactos entre JxCat y ERC para recomponer el bloque independentista
   Maragall evidencia la crisis del independentismo: Necesitamos a un presidente, no a un exiliado
   Puigdemont reconoce los mensajes: “Soy humano y hay momentos que también yo dudo”