CASO GÜRTEL

Costa señala a Francisco Camps como la persona que ordenó contratar a Correa

Camps y Cotino, las personas que ordenaron financiar el PP valenciano con "dinero en negro"
|


Ricardo Costa 1 (POOL)

Ricardo Costa, exsecretario general del PP en la Comunidad Valenciana. Fuente: POOL


El exsecretario general del PP en la Comunidad Valenciana también confiesa. Ricardo Costa ha afirmado que fue Francisco Camps el que mandó contratar a la empresa de Francisco Correa, Orange Market, para actos electorales. Además señala al expresidente valenciano como la persona, junto a Juan Cotino, que dio la orden de que el PP se financiase “con dinero en negro”.


Nuevo episodio judicial sobre corrupción en la Audiencia Nacional. El tribunal recibe hoy las declaraciones de los políticos populares encausados en la causa que instruye el juez José María Vázquez Honrubia sobre la presunta caja B del PP valenciano.


El primero en hablar ha sido Ricardo Costa. El exsecretario tira de la manta siguiendo así la estela de los líderes de la Gürtel: Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Perez ‘El Bigotes’. El popular comienza diciendo que “quiere colaborar con la Justicia” y que tiene intención de explicar, “con todo detalle”, el sistema de financiación del PP valenciano en las campañas electorales.


En su cambio de estrategia judicial Costa ha confirmado que fue el expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, el que decidió contratar a la empresa vinculada a la trama Gürtel, Orange Market, para organizar actos de campaña de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y de las generales de 2008. Y añade que fue también Camps, junto al expresidente de las Cortes valencianas Juan Cotino, los que ordenaron que el Partido Popular se financiase “con dinero en negro” para sufragar los gastos en estos comicios.


La financiación de las campañas del PPCV


Costa ha declarado que las campañas del PP valenciano se financiaron en 2007 y 2008 a través de dos vías: la primera, con las subvenciones públicas que tienen asignadas todos los partidos con representación parlamentaria; y la segunda, “con aportaciones en efectivo de empresarios que tenían adjudicaciones con el Gobierno valenciano”. El popular ha confirmado entonces que “es cierto que el PPCV se financiaba con dinero negro”.


El exsecretario ha apuntado directamente a Francisco Camps como el exdirigente que instauró este sistema en el PP de la Comunidad Valenciana, así ha dicho que éste se encargaba de las “decisiones importantes” sobre las campañas electorales y ha recalcado que fue el expresidente quien contrató los servicios de Orange Market y quien ordenó el método ilegal de financiación, sin que ninguna de estas decisiones fuese aprobada por el partido.


Fuegos artificiales, prendas de vestir y un reloj


Ricardo Costa ha ofrecido detalles como que el partido regional pagó “complementos” como fuegos artificiales con dinero negro, ha añadido que recibió un reloj de Orange Market y ha desvelado que la trama pagó “prendas de vestir” de Camps.


El político ha afirmado que el PPCV sufragó “complementos”, como una banda de música o fuegos artificiales, con dinero negro para los actos que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, celebró en la plaza de toros de Valencia en la campaña de las autonómicas y municipales de 2007 y de las generales de 2008.


En este sentido ha precisado ante el juez que el PP nacional fue el que se encargó de pagar los actos de Rajoy en Valencia, pero que los “complementos” (fuegos artificiales, pantallas y una banda de música) fueron “peticiones expresas” de Camps y fueron abonados con “dinero opaco o con facturación girada a empresarios”.


En cuanto a la aportación realizada por los empresarios ha reconocido que tuvo conocimiento de este sistema de financiación irregular en 2005 y, según él, fue en 2007 cuando el exvicepresidente del Gobierno valenciano, Víctor Campos, le comunicó que tanto Camps como Cotino le habían encargado “tener relaciones con los empresarios que financian el partido”, mostrándole sobres con dinero en efectivo.


El popular ha revelado que esta conversación se produjo antes de las campañas de 2007 y que, al finalizar los actos electorales de ese año, ‘El Bigotes’ le comunicó que la deuda del PPCV con Orange Market ascendía a un millón de euros que el PP no tenía. Costa ha dicho que llamó entonces a Campos, quien al cabo de un mes le devolvió la llamada para indicarle que ya tenía “algo de dinero en efectivo de los empresarios”.


En su declaración ha admitido que a cambio de sus gestiones recibió por parte de Álvaro Pérez un reloj de la marca Breitling, pero ha afirmado que lo rechazó. No obstante en otro momento ha manifestado que la trama Gürtel sí pagó “gastos” de Francisco Camps.


El exsecretario general del PPCV ha sostenido que en una reunión con Pablo Crespo y ‘El Bigotes’ le preguntaron si una de las empresas de la trama podía emitir al partido regional una factura por valor de 20.000 euros para “pagar gastos de prendas de vestir” del presidente, lo cual, según su versión, le pareció “desproporcionado”.


Ricardo Costa ha ofrecido una detallada exposición de las irregularidades por las que ha pedido “perdón a la sociedad española y a la valenciana”. El político ha manifestado que nunca se lucró de estas actividades ilícitas y ha dicho estar de acuerdo con la pena que solicita la Fiscalía (siete años y nueve meses por tres delitos electorales y uno de falsedad de documento mercantil).



Costa ‘muere matando’ y apunta a Francisco Camps –que no está imputado- como el jefe de la caja B del PP de la Comunidad Valenciana.


   Pablo Crespo tira de la manta y reconoce que el PP valenciano pagaba con dinero negro
   El Bigotes apunta a Camps como la persona que ordenaba cobrar los actos de campaña a empresarios
   Correa apunta al popular Costa como la persona que le decía a que empresarios facturar gastos electorales