Los comuns tienen la llave del Parlament

|


Alamany

Elisenda Alamany, diputada electa de CatECP, desde el Parlament. Fuente: Europa Press


Escasas horas para la celebración del pleno de constitución del Parlament en el que se decidirá quién será el próximo presidente o presidenta de la Cámara autonómica. Sin embargo todo apunta que será un diputado independentista (Roger Torrent) el que ocupe el cargo.


El bloque constitucionalista tenía todavía una ligera posibilidad debido a la ausencia de los ocho soberanistas que se encuentran en la cárcel y en Bélgica. Sin embargo la falta de acuerdo entre PP, Ciudadanos y PSC con los comuns para pactar un candidato alternativo dirige todas las apuestas hacia un presidente independentista.


Ciudadanos había exigido que este nombre fuese de su partido, en concreto Espejo-Saavedra, pero la número dos de CatECP, Elisenda Alamany, ya ha descartado el apoyo a este candidato y al mismo tiempo ha anunciado que tampoco apoyarán al que presente el independentismo. En rueda de prensa desde el Parlament, Alamany ha acusado a Cs de tener “fantasías numéricas” y ha asegurado que su grupo no busca aprovecharse de la existencia de mayorías adulteradas porque hay diputados en prisión.


La política, que explicado que ya dan por hecho que no estarán en la Mesa de la Cámara, ha manifestado que su formación es partidaria de que los diputados encarcelados puedan delegar su voto. No obstante ha señalado que es pronto para pronunciarse sobre la delegación para aquellos que están en Bruselas porque su “situación es diferente”.



Antes de Alamany ha hablado desde el mismo atril la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. La naranja ha mostrado su optimismo al considerar que todavía tenían opciones para que el presidente del Parlament no fuera independentista, pero ha advertido de que “el único impedimento” son los comuns, a los que ha acusado de “ponerse al lado de los independentistas”.



La existencia de un presidente constitucionalista es prácticamente imposible. Haría falta que PSC, PP, Cs y CatECP se pusieran de acuerdo en el nombre. Y además necesitarían que los 8 diputados que se encuentran en la cárcel o en Bruselas no votaran, algo que depende de si los soberanistas acatan el informe no vinculante de los letrados del Parlament y rechazan la delegación del voto.


   ​Los partidos políticos se ‘pelean’ por las sillas del Parlament
   Los letrados del Parlament dicen NO a la investidura telemática de Puigdemont
   Felipe González no es partidario de la prisión preventiva y no ve delito de rebelión en el Procés

Comentarios