​Los partidos políticos se ‘pelean’ por las sillas del Parlament

Los comuns pasarán previsiblemente al lado izquierdo del hemiciclo
|


Parlament

Pleno del Parlament. Fuente: Europa Press


Independentistas y constitucionalistas discuten también por su posición física en el Parlament de Catalunya. El previsible cambio de bancada de los comuns ha sido objeto de polémica entre ambos bandos. Las fuerzas no independentistas denuncian que la nueva distribución no ha sido negociada con los grupos.


Según han explicado fuentes parlamentarias a Europa Press, Catalunya en Comú-Podem cambiará su ubicación en el pleno del Parlament y pasará a sentarse en el lado izquierdo del hemiciclo junto a los partidos independentistas a partir de la sesión de constitución de la Mesa. Cabe recordar que hasta ahora los comuns estaban sentados en el lado derecho junto a Ciudadanos, PSC y PP.


Desde los grupos no soberanistas han asegurado que esta nueva distribución ha sido impuesta por los independentistas sin haberla negociado y han reclamado explicaciones a los de Xavier Domènech, a los que preguntan “por qué han elegido sentarse con los independentistas y a cambio de qué”. Desde CatECP han manifestado que no han pactado esta nueva ubicación pero que, al no haber acuerdo entre los grupos sobre esta cuestión, ya les parece bien esta propuesta.


Polémica por las sillas en la última Mesa de la Diputación Permanente de la legislatura


La distribución ha sido uno de los temas abordados este martes en la última Mesa de la Diputación Permanente de la XI legislatura. El cambio de ubicación de los comuns ha sido criticado por Ciudadanos y el PSC, partidos que han mostrado su disconformidad (el PP no tiene representación en este órgano).


Ante la falta de acuerdo y según las citadas fuentes parlamentarias se ha decidido entonces dar un poco más de tiempo para que se llegue a una entente, pero los grupos constitucionalistas no confían en que sea posible porque “la mayoría independentista sigue con su dinámica de imponer en vez de acordar”.


Tradicionalmente la distribución en el Parlament se hacía siguiendo la tradición ideológica derecha-izquierda. No obstante en esta última legislatura esta dinámica se rompió y los partidos soberanistas hicieron uso de su mayoría para dividir el hemiciclo entre independentistas y no independentistas, situándose JxSí y la CUP a la izquierda y el resto a la derecha.


   El juez del Supremo, Pablo Llarena, abre una pieza secreta dentro de la causa del Procés
   Tabarnia ya es una realidad
   Felipe González no es partidario de la prisión preventiva y no ve delito de rebelión en el Procés