Cuixart declara que el único referéndum válido será el convocado por el Gobierno de España

|


Declaraciu00f3n Supremo

Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. Fuente: Europa Press


El líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, es el segundo en declarar ante el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que instruye la causa relacionada con el proceso independentista. Cuixart, que ha declarado durante hora y media, ha manifestado que la proclamación de la independencia en el Parlament de Catalunya el 27-O fue “simbólica” y ha restado validez al referéndum ilegal del 1 de octubre.


El presidente de Òmnium, que al igual que Sànchez ha respondido a las preguntas de la Fiscalía pero no a las de Vox, ha señalado durante su comparecencia judicial que con las vías utilizadas hasta ahora no se va a conseguir la independencia y que el único referéndum válido será el que convoque el Gobierno de España, según fuentes presentes en la sala.


Cuixart ha expresado su renuncia a la unilateralidad, ha insistido en recalcar que él no quiere participar en política y ha recordado sus “profundas convicciones pacifistas”.


Los incidentes del 20-S frente a la conselleria de Economía


El líder soberanista ha subrayado que siempre ha estado en contra de la violencia y que con las movilizaciones a favor del Procés no buscaba coaccionar al Estado o vulnerar la ley, sino hacer pública la opinión de los ciudadanos. En este sentido ha dicho que todas las organizaciones de Catalunya (incluyendo a sindicatos como CCOO y UGT y otras entidades sociales) siempre han pensado que impedir dejar votar a la gente era un ataque a la democracia.



En cuanto a los incidentes del 20 de septiembre ante la sede de la conselleria de Economía, el independentista habría reconocido lo que pasó, según revelan otras fuentes presentes en la declaración a Europa Press. Jordi Cuixart habría admitido que sucedió “menos de lo que podría haber ocurrido”, pero que nadie les advirtió de que estuvieran cometiendo ilegalidades.  


   Se investigan los pagos de la embajada catalana en Bruselas al centro que envío observadores para el 1-O
   ​Jordi Sànchez reconoce que el 1-O fue ilegal y que tenían una hoja de ruta desde 2015
   Forcadell no presidirá el Parlament por sus problemas con la Justicia