El turismo registra pérdidas de 319 millones por la crisis política en Catalunya

"Fuerte deterioro" en la confianza empresarial y en el empleo para principios de 2018
|


BarcelonaTurismo

La Rambla. Fuente: Europa Press


La situación de inestabilidad política en Catalunya ha generado en 2017 un pérdida de 319 millones de euros de actividad turística en España, detrayendo 0'3 puntos porcentuales del crecimiento del sector turístico previsto para el conjunto del año del 4'7% al 4'4%, según la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur.


Este impacto es muy inferior a las cifras que auguraba Exceltur a mediados de octubre pasado y que oscilaban entre los 1.197 millones de euros menos, en el caso de caer un 20% la actividad, aludidos ayer por la OMT, y que en un escenario más negativo que podrían haber llegado hasta los 1.796 millones, en el caso de que la caída hubiera sido del 30%.


El 'lobby' turístico, que agrupa a una treintena de empresas del sector, aseguró que esto podría tener un efecto muy negativo en los primeros meses del año sobre empleo y sobre otros sectores afectados por el arrastre de la principal actividad económica de Catalunya, primer destino de los turistas extranjeros que llega a España.


El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, aseguró hoy que el impacto del Procés ha provocado una caída del 9'6% de media en los ingresos turísticos, concentrada en Barcelona en octubre y noviembre, según el INE, y un descenso del 15% en diciembre, según su encuesta, lo que ha provocado una pérdida de 319 millones de euros de actividad turística en 2017.


Exceltur estima que dado el relevante peso del turismo catalán y el de Barcelona, en particular (9.000 millones de euros anuales) en el conjunto del sector turístico español, sin el impacto negativo experimentado en el último trimestre del año tras el 1-O, el turismo español habría crecido un 4'7% en el conjunto del año y un 3'6% en el último trimestre, 0'7 décimas por encima del 2'9% estimado con datos oficiales hasta noviembre.


Efectos de la inestabilidad política

Los efectos más intensos sobre los ingresos turísticos derivados del 1-O han tenido lugar en los días en los que se ha producido una mayor inestabilidad social en las calles. Ello explica que Barcelona haya sido el destino donde se ha concentrado el impacto de la inestabilidad sobre la demanda turística (cae un -9'6% en octubre y noviembre, según el INE), coincidiendo a su vez con la temporada baja del resto de destinos de la costa donde apenas han acusado esa inestabilidad.


Zoreda explicó que las mayores caídas de ingresos se produjeron en el mes de octubre (- 11'2%) tras el referéndum del 1-O y en diciembre (-15'2%) por la incertidumbre del proceso electoral, mientras en noviembre la caída se relajó hasta el -8'1%, tras la aplicación del 155 y el anuncio de elecciones.


Según Exceltur, el impacto desfavorable se ha concentrado en el turismo extranjero y especialmente en los mercados europeos de proximidad; Francia (-19'7% de caída en el agregado octubre-noviembre de 2017 respecto al mismo periodo de 2016), Alemania (-14%) y Reino Unido (-8%).


El comportamiento del turismo de larga distancia ha sido dispar. Así, mientras el número de turistas extranjeros de los principales mercados americanos ha continuado creciendo de manera notable, con EEUU (+18'2%) y Argentina (+74%) a la cabeza, los principales mercados asiáticos se han resentido (Japón -40%).


"Fuerte deterioro" en la confianza empresarial y en el empleo


Exceltur ha detectado un "fuerte deterioro" de los niveles de confianza en los empresarios turísticos en el último trimestre de año. Así Zoreda cifró esta caída en cerca de 50 puntos (desde el 25'4 de septiembre hasta el -23'4 que registra al cerrarse la encuesta), "lo que compromete las decisiones de inversión y nuevas contrataciones".


Por todo ello y como resultado de las adversas perspectivas de ingresos que se prevén para el inicio de 2018 (-10% en hoteles; -6'8% en el rent a car y -3'5% en las empresas de transporte de viajeros), Exceltur advierte de que se producirán ajustes en las plantillas en el primer trimestre del año, que podrán verse suavizados durante el segundo.


Por ejemplo, los hoteles esperan una reducción media del -8'2% de su personal en el primer trimestre de 2018 respecto a los niveles de empleo de los mismos meses de 2017 y las empresas de alquiler de coches del -5%, según una encuesta elaborada por Exceltur.


La mayoría de empresarios turísticos catalanes anticipan un primer trimestre todavía complejo con un elevado porcentaje de hoteles urbanos que estiman registrarán un freno en la senda de mejora sus principales indicadores de negocio (el 38% esperan mantenimiento y el 29% caídas de resultados en los tres primeros meses de 2018). Superados estos meses, el sentir de los empresarios es que el resto del ejercicio ayudará a cerrar 2018 en positivo en la mayoría de establecimientos hoteleros catalanes.





   Barcelona cierra el último trimestre de 2017 con una caída de turistas en hoteles
   Cae el gasto de turistas extranjeros y se reduce su estancia en Catalunya en noviembre
   Catalunya sigue con su mala racha en el volumen de turismo extranjero

Comentarios