Junqueras solicita el traslado inmediato a una cárcel catalana

|


Junqueras 13
Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat, en la cárcel desde el 2 de noviembre. Fuente: Europa Press


Oriol Junqueras ha pedido que le cambien de centro penitenciario y que le otorguen permisos para poder asistir a los plenos del Parlament de Catalunya. El republicano, encarcelado en el centro penitenciario de Estremera (Madrid), solicita el traslado a la prisión de Brians I (Barcelona) por la proximidad a su domicilio o bien a otro centro dependiente de la Generalitat y próximo al Parlament.


Los abogados del diputado electo y líder de ERC han remitido al Tribunal Supremo un escrito en el que solicitan “la autorización para el traslado urgente” de cárcel y “permisos de salida o excarcelación” para asistir a las sesiones de constitución y de investidura de la Cámara catalana.


Los argumentos de Junqueras


Los letrados arguyen que un preso sigue teniendo sus derechos políticos como lo son el de votar o el de ser elegido en un proceso electoral: “Un diputado electo ha de poder ejercer sus funciones políticas esenciales”. En el escrito alegan que su cambio de cárcel y su presencia en los plenos se fundamentan también en “la necesidad de respetar la presunción de inocencia y aminorar las consecuencias que pudiera tener el preso”.


Sus abogados utilizan las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de Reclusos, conocidas como ‘Reglas Nelson Mandela’, que establecen que los presos “en espera de juicio gozarán de la presunción de inocencia y deberán ser tratados de forma consecuente con dicha presunción”. 


La defensa de Junqueras apela además a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos para defender que los internos “gozan de todos los derechos fundamentales de la convención excepto el derecho a la libertad”. En el texto se esgrime también que el reglamento del Parlament dicta que “los diputados tienen el deber de asistir a los debates y votaciones del pleno y la persona del diputado es insustituible”, convirtiendo así el voto de Junqueras en indelegable.



Así los letrados de Junqueras sostienen que, tras el rechazo de excarcelación por parte del Supremo, el único instrumento para salvaguardar los derechos de su patrocinado es ahora “la autorización para su traslado de Centro Penitenciario y los permisos de asistencia al Parlament”.


   Junqueras no tenía ningún instrumento
   La permanencia de Junqueras en la cárcel modifica las negociaciones
   Presentador de TV3 pregunta si es delito querer que "un tráiler atropelle" a los miembros del Supremo