El Supremo no se cree a Junqueras y lo deja en la cárcel

|


Junqueras

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat. Fuente: Europa Press


La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha acordado este viernes mantener la medida de prisión provisional que pesa sobre el exvicepresidente de la Generalitat de Catalunya y líder de ERC, Oriol Junqueras, por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos relacionados con el 'procés' que derivó en la declaración unilateral de independencia (DUI). 


Los magistrados creen que existe un "riesgo relevante" de reiteración delictiva al no existir ningún dato que permita entender que el recurrente tiene la intención de abandonar la vía unilateral seguida hasta ahora, y no le basta con su invocación a la bilateralidad.


"No existe en la actualidad ningún dato que permita entender que la intención del recurrente sea prescindir de la posibilidad de ocupar el mismo o similar lugar político al que le permitió, por el poder político del que disponía, ejecutar los actos delictivos que se le imputan", precisan los tres jueces en su resolución. No se trata de impedir que defienda su proyecto político, dice el Supremo, "sino de evitar que lo haga de la misma forma en la que lo ha hecho hasta ahora".


La decisión se ha adoptado tras celebrarse ayer una vista de apelación en la que estuvo presente el propio Junqueras, a quien se le dio la posibilidad de dirigirse directamente al tribunal en un turno de última palabra durante unos minutos. Se describió como hombre de paz y a su compromiso en el "diálogo bilateral" en el conflicto político existente en Cataluña para conjurar el riesgo de reiteración delictiva que le mantiene en la cárcel.


Sin embargo, los magistrados no le han creído y señalan en su auto la apuesta por el diálogo de Junqueras "solamente se ha pretendido o planteado como referido exclusivamente a la forma en la que el Estado español pudiera prestarse a reconocer la independencia de Catalunya", lo que conduciría nuevamente a "las vías de hecho en el caso de que, como es racionalmente de esperar, fuera negada o impedida por el Estado".


   Junqueras pide salir de la cárcel por ser un “hombre de paz”
   Rufián enciende la mecha entre ERC y JxCat
   Junqueras reivindica el estoicismo y critica a los "malos políticos" que imponen su fuerza sobre la democracia

Comentarios