​El PP busca que el Tribunal de Cuentas investigue el Diplocat

|


Rau00fcl Romeva

Raül Romeva, exconseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat de Catalunya. Fuente: Europa Press

El Partido Popular se lanza a por las cuentas del Diplocat, organismo catalán disuelto la semana pasada por el Gobierno central en aplicación del 155. El PP defenderá el próximo miércoles en la Comisión Mixta (Senado-Congreso) para las relaciones con el Tribunal de Cuentas que esta institución realice un informe de fiscalización sobre la acción exterior de la Generalitat de Catalunya entre 2011 y 2017.


La formación de Mariano Rajoy, que sufría un batacazo electoral el 21-D al quedarse relegado al grupo mixto en el Parlament, pretende que el Tribunal de Cuentas determine qué destino se ha dado a todos los recursos asignados a estas políticas, entre las que se incluyen las distintas embajadas catalanas y el Consejo de Diplomacia Pública de Catalunya (Diplocat).


En su texto, al que ha tenido acceso Europa Press, los populares destacan que desde el 2012 ha sido la comunidad que más ayuda ha recibido y presentan también que el propio Tribunal de Cuentas ya había señalado que, entre 2001 y 2014, Catalunya copaba la mitad de las delegaciones, sedes u oficinas de representación de las CCAA en el exterior.


En cifras el PP recalca que la región catalana recibió ayudas a través de los distintos sistemas de financiación estatales para garantizar la prestación de servicios públicos básicos y que cifra en 70.709’9 millones (el 30’62% del total destinado al FLA). Y añade que el coste total de la actividad de Catalunya en el exterior ascendió a 79’06 millones de euros.


Internacionalizar el proceso independentista


En este sentido el Partido Popular sostiene que en los últimos años y especialmente en este 2017 se ha detectado un incremento del presupuesto destinado a la acción exterior por parte de la Generalitat catalana.


Los populares destacan que esta subida coincide con la intención de internacionalizar “la causa secesionista” y se centran en concreto en las embajadas catalanas. Así recalcan que Catalunya llegó a contar con unas setenta oficinas repartidas por todo el mundo hasta que fueron cerradas por el Gobierno central en la primera fase del 155.


El PP considera que está “más que justificado” que, ante la disposición de apoyo financiero del Estado y “ante la situación de escasez de recursos”, la comisión del Tribunal de Cuentas pida una fiscalización de los fondos que se hayan ido a parar a la acción exterior catalana para determinar si se han utilizado “conforme a los principios de economía, eficacia y eficiencia”.


   Santamaría sobre el fin del Diplocat: "Ahora se llama Diplocat en liquidació"
   El Gobierno se carga el Diplocat y la Hacienda Catalana
   La ONU da la espalda al Diplocat

Comentarios