Iceta aspira a ser presidente de la Generalitat con el apoyo de Cs, PP y los comuns

|



Miquel Iceta

Miquel Iceta, líder del PSC. Fuente: Europa Press


“Soy la persona mejor preparada. Quiero una investidura transversal que reciba el apoyo de los comuns, Cs, el PP y mi grupo”, avanza Miquel Iceta, candidato del PSC en las elecciones del 21-D. Iceta aspira a ser el líder del Govern catalán.


El socialista expresa en un desayuno-coloquio organizado por Primera Plana su deseo de ser investido presidente de la Generalitat con el voto a favor o la abstención de estas fuerzas políticas, descartando cualquier tipo de facilidad por parte de los independentistas.


El líder del PSC, que cree que los comicios dejarán un Parlament muy fragmentado, considera que él es el candidato que puede aglutinar más apoyos para desbloquear la investidura y augura tres escenarios tras el 21-D: que haya un presidente independentista con mayoría o con la ayuda de los comuns, “que Miquel Iceta sea presidente” o que se repitan elecciones.


Como es lógico el socialista apuesta por el segundo contexto para gobernar en minoría con un gobierno transversal y dialogante que llegue a pactos cada 15 días con diferentes grupos del Parlament haciendo uso de la geometría variable. El político, que pide concentrar el voto de todos los catalanes no independentistas en el PSC, se compromete a gobernar desde el centroizquierda catalanista y a abrir una etapa de reconciliación.



Iceta confía en ser investido antes de tener que llegar al “inaceptable” escenario de repetición de elecciones, pero no está dispuesto a respaldar una hipotética investidura de Inés Arrimadas. Explica que “los números no dan” para un pacto entre socialistas, populares y naranjas; y cree que Ciudadanos no es la alternativa porque no encarna la transversalidad y el espíritu conciliador que necesita el nuevo Govern.


   Los partidos siguen sin mover ficha antes del 21-D
   Borrell afirma que el independentismo tiene un "nivel de comprensión intelectual muy bajo"
   Cargos del PP ven a Iceta como la única alternativa viable al independentismo