España obtendría 110.000 millones de euros más en el PIB de 2025 si eliminara la brecha de género

|


Oficina

Fuente: Europa Press


España obtendría 110.000 millones de euros adicionales (8 puntos porcentuales) en el PIB de 2025 si alcanzara los niveles de los países de Europa respecto a diversidad de género, según se desprende del informe 'Women Matter 2017: A way forward for Spain', presentado este jueves, 14 de diciembre, por la firma de consultoría McKinsey&Company.


Este documento se empezó a publicar anualmente hace 10 años a nivel global y por primera vez ha sido desarrollado para España, con la participación de 50 de las empresas más relevantes del país (en su mayoría del Ibex 35), según se ha destacado en la presentación.


Los autores del estudio destacan que España está comenzando a adoptar la idea de incorporar a más mujeres en los puestos de dirección corporativa y constatan los avances de los últimos años, al aumentar la sensibilización de las empresas, del Gobierno y de diferentes organizaciones. En cualquier caso, lamentan que el cambio es todavía insuficiente ya que continúan existiendo una baja representación femenina en todos los niveles de dirección respecto a otros países, una brecha que es mayor en los puestos más altos.


Por ello, con este informe se pretende generar una llamada a la acción mediante un análisis de datos que acelere el paso hacia la diversidad de género en España en puestos directivos, una acción que debe ser liderada tanto por hombres como por mujeres y que pasa por convencer del caso de negocio que supone para las empresas.


Entre los casos de negocio que se enumeran, el documento señala que, de no haberse producido la entrada de mujeres en el mundo laboral en la década de 1990, el PIB español del año 2015 habría sido un 18 por ciento menor. También indican que existe una correlación positiva entre la presencia de mujeres en posiciones de liderazgo y el desempeño financiero y organizativo de la empresa, reflejada en múltiples estudios.


Añaden además que, aunque las mujeres representan el 58 por ciento del total de los licenciados, tienen una baja representación en todos los niveles y la diferencia es aún mayor en los puestos más altos. Así, indican que las mujeres representan el 19 por ciento de los consejos de administración y el 11 por ciento de los comités ejecutivos y denuncian que, aún manteniendo el ritmo de progreso reciente, se tardaría de 10 a 20 años en alcanzar los niveles de representación actual de los países europeos más avanzados.


Las mujeres suelen ascender a puestos de responsabilidad en áreas de apoyo y no tanto a las de gestión de cuenta de resultados, lo que dificulta el camino hacia puestos de alta dirección. Así, denuncian que las mujeres que forman parte del equipo directivo en España tienen cuatro veces menos posibilidades de convertirse en consejero delegado que los hombres.


Falta de compromiso por parte de la dirección, principal barrera


La falta de compromiso visible por parte de la dirección y la escasez de mentores y modelos para las mujeres son los grandes obstáculos corporativos para el ascenso femenino, según el estudio. De las empresas analizadas, el 26 por ciento de sus consejeros delegados considera la diversidad dentro de sus 10 prioridades estratégicas; el 17 por ciento de las mujeres entrevistadas declaró que tenía un modelo a seguir, y solo el 14 por ciento contaba con un mentor.


El informe revela que los procesos de RR.HH. son cada vez más conscientes de la necesidad de diversidad pero todavía no están totalmente adecuados. Además, más allá de las barreras corporativas, enumeran la existencia de otras barreras como los aspectos culturales y de estilo de vida en España que frenan el avance de las mujeres en las empresas.


   Ilegal la ley española sobre trabajadores a tiempo parcial vertical por discriminar a mujeres
   Las españolas trabajan "gratis" desde hoy hasta 2018
   Así son las mujeres más poderosas del país

Comentarios