​Romeva decide no quedarse en Bruselas por Junqueras

|


Romeva

Raül Romeva, exconseller de Exteriores. Fuente: Europa Press

El exconseller de Exteriores y número tres de ERC en las elecciones del 21-D, Raül Romeva, podría haberse quedado con Puigdemont y los otros exconsellers en Bruselas y no haber pisado la prisión de Estremera. Pero no. Decidió volver.


El político confiesa que regresó y acudió a declarar ante la juez Lamela –que decidió meterlo en la cárcel- porque se comprometió a ello con el exvicepresidente de la Generalitat y líder de los republicanos, Oriol Junqueras. Compromiso que parecen no haber adquirido o no haber cumplido otros consellers de Esquerra como Meritxell Serret y Toni Comín.


En una entrevista a Catalunya Ràdio, Romeva confiesa que se trató de una decisión “personal” y “meditada” y que no se arrepiente de haber cumplido su pacto con Junqueras. “Sabíamos las consecuencias pero yo había sido cabeza de lista de JxSí y me comprometí, entre otras cosas, con una persona que era Oriol”, sostiene.


El exconseller de Exteriores defiende que no podía “de ninguna de las maneras” intentar evitar la cárcel si Junqueras corría el peligro de acabar en ella –opinión que, según los hechos, no ha sido compartida por los 4 exconsellers fugados en Bruselas y por el propio expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.


En cuanto a su estancia en el centro penitenciario de Estremera, Romeva asegura que el trato recibido fue “correcto”. No obstante no fue así en todo momento. El número tres de la candidatura ERC-CatSí denuncia haber recibido un trato “ignominoso” y con voluntad de “humillar” y “atemorizar” durante el primer traslado de la Audiencia Nacional a la prisión. “Hay algunos que el ‘A por ellos’ lo tienen muy interiorizado”, critica.


   Marta Rovira reivindica la diversidad de las listas de ERC frente al "racismo institucional" del Estado
   La condición de Puigdemont para volver a Catalunya
   Mundó, Turull y Rull ya hacen campaña

Comentarios