La OEA dice que las "irregularidades" no permiten "tener certeza sobre los resultados" en Honduras

|


Tillerson y Hernu00e1ndez

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras, y Rex Tillerson, secretario de Estado de EEUU 

La misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha afirmado este lunes que las "irregularidades, errores y problemas sistémicos" registrados en las presidenciales celebradas el 26 de noviembre en Honduras no permiten al organismo "tener certeza sobre los resultados".



El presidente del Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE), David Matamoros, ha anunciado que el "conteo especial" ya ha concluido y que, con el cien por cien de los votos contabilizados el actual presidente y candidato a la reelección, Juan Orlando Hernández, es el candidato más votado, con una diferencia de más de 50.000 sufragios en relación al segundo clasificado, el candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla.


La misión electoral de la OEA ha recalcado que "el camino para que el pueblo hondureño pueda aceptar un ganador en el proceso electoral, y para que las partes lo reconozcan, es que se llegue a un acuerdo sobre puntos específicos entre los principales candidatos".


"La votación transcurrió de forma pacífica, pero los observadores reportaron retrasos en la apertura de algunas MER (Mesas Electorales Receptoras), por la falta de materiales indispensables para la votación, y confusión con respecto a la hora del cierre de las mesas", ha subrayado.


Así, ha manifestado que "observó con preocupación la etapa de procesamiento de actas y divulgación de resultados", apuntando que "la demora en la publicación de resultados, sumada al estrecho margen en los resultados presidenciales, llevaron a ambos candidatos a declararse ganadores, provocando un clima de incertidumbre y tensión en las calles que se fue recrudeciendo".


El resultado definitivo sitúa al candidato del Partido Nacional, Hernández, con 1.375.568 votos, lo que supone el 42'98 por ciento del total del sufragio. En segundo lugar se queda el candidato de la Alianza de Oposición, que obtiene 1.324.308 votos, lo que representa un 41'37 por ciento del total y una diferencia de 51.260 papeletas (el 1'61 por ciento de los sufragios).


"No puedo declarar un ganador, solo puedo dar a conocer los números que están allí", ha afirmado el presidente del TSE, después de que la prensa le preguntara si declara presidente del país a Hernández con estos resultados definitivos.

El 'conteo especial' -el recuento de más de un millar de mesas electorales en las que se habían denunciado "inconsistencias"- comenzó el domingo por la tarde y se ha prolongado durante unas catorce horas.


Este recuento no contó con la presencia de representantes de los dos partidos más votados, el Nacional y la Alianza de Oposición, pero sí de los miembros de las misiones de observación electoral de la Unión Europea (UE) y de la OEA.


El presidente del TSE ha dicho que ahora lo que queda es resolver las impugnaciones que se puedan presentar antes de que el organismo electoral prepare su declaración oficial proclamando al vencedor de los comicios del 26 de noviembre. "La ley señala que las impugnaciones deben realizarse diez días después de las votaciones, el plazo vence el próximo miércoles", ha señalado.


La tensión política en Honduras ha ido aumentando conforme el TSE retrasaba el escrutinio, que debería haber completado en cuestión de horas tras el cierre de las urnas y que, finalmente, se ha demorado hasta este lunes, entre acusaciones de fraude por parte de la Alianza de Oposición y manifestaciones de seguidores opositores en protesta por la actuación del organismo electoral. En los enfrentamientos registrados han muerto al menos cinco personas.


   El Gobierno de Honduras suspende las garantías constitucionales debido a las protestas
   Maduro crea El Petro
   La Armada argentina se centra en uno de los "contactos metálicos" en la búsqueda del submarino

Comentarios