Unos 300 simpatizantes de la CUP defienden la sede cupaire de una protesta “fascista”

|



Somatemps

Manifestación de extrema derecha frente a la sede de la CUP. Fuente: Europa Press


Unas 300 personas se han concentrado este sábado ante la sede de la CUP para protegerla frente a una protesta convocada por la entidad Somatemps en la que han participado, según el Ajuntament de Barcelona, unas 50 personas.

Los Mossos d'Esquadra han evitado que ambas movilizaciones se hayan encontrado con un cordón policial y vallas, por lo que no ha habido incidentes, aunque ambos grupos se han increpado.



La CUP había solicitado a la Junta Electoral de Zona de Barcelona y al TSJC que la concentración de extrema derecha fuese desautorizada para garantizar el “normal desarrollo” de la actividad política, pero la denuncia, según la CUP, fue rechazada. Por ello los anticapitalistas convocaron a los suyos a hacer un cordón humano para proteger la sede del partido de la concentración.



La número dos de la CUP a la lista del 21-D, Maria Sirvent, critica la pasividad de la Junta Electoral ante el “ataque fascista”. “Una Junta Electoral que no ha dudado y ha corrido mucho a la hora de prohibir lazos amarillos y colores que representan libertad, pero que se ha inhibido en el momento de prohibir manifestaciones fascistas ante nuestra sede”, reprocha.


En este sentido la política advierte de que estas elecciones del 21 de diciembre se celebrarán con “un árbitro que es absolutamente parcial y que persigue intereses muy concretos y unos resultados también muy concretos”.


   La CUP llama a sus bases a hacer un cordón humano para proteger la sede de una concentración de ultraderecha
   Ediles de la CUP de Barcelona absueltas por una supuesta agresión a un agente de la Urbana
   La CUP pide a la Junta Electoral suspender una concentración de "extrema derecha" ante su sede

Comentarios