El Supremo acepta la personación de VOX en el caso contra el exGovern

El juez Llarena no deja entrar a la vista a algunas defensas
|


Tribunal Supremo


Fuente: Flickr


Pablo Llarena, juez del Tribunal Supremo que lleva la causa contra los Jordis y los exmiembros del Govern y del Parlament, acepta que VOX se persone como acusación popular. Así el abogado del partido ha podido estar presente este viernes en las declaraciones de los investigados por delitos de sedición, rebelión y malversación de caudales públicos.


VOX, que ya se encontraba personado en el proceso instruido por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) y que fue absorbido por la Audiencia Nacional, ha podido realizar preguntas a los acusados, a pesar de que algunos se han acogido a su derecho a no contestarlas.


Quienes no han podido estar han sido las defensas de los exmiembros de la Mesa del Parlament y los del Govern que se encuentran en Bélgica. El magistrado Llarena no les ha dejado entrar en las comparecencias.


Los abogados de Joan Josep Nuet, al igual que los de Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que le acompañan en Bruselas, consideran que la decisión del juez instructor afecta a su derecho de defensa. Así los primeros preparan un escrito para entregarle a Llarena, mientras que los segundos pondrán los hechos en conocimiento del juez belga ante el que declararán el próximo lunes sobre su posible extradición a España.

   Los exconsellers se quedan en la cárcel al menos hasta el próximo lunes
   ERC lo tiene todo preparado para pagar las fianzas de los exconsellers presos
   Turull, Rull y Sànchez piden su excarcelación y declarar ante el Supremo

Comentarios