La “decepción” de Puigdemont por la ausencia de una lista unitaria del independentismo

El Govern hizo un “análisis equivocado” de la situación en Catalunya
|


Puigdemont 29


Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat. Fuente: RTBF

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se siente decepcionado por no haber conseguido cerrar una lista unitaria del independentismo de cara a las elecciones del 21 de diciembre y reconoce que el Govern no supo ver que pasaría en Catalunya tras el referéndum.


El demócrata se sube al carro del reconocimiento de errores por parte de los responsables del proceso de independencia y admite que el Ejecutivo catalán hizo un “análisis equivocado” de la situación. El político justifica el fallo alegando que pensaba que en algún momento el Gobierno central se abriría a negociar.


En una entrevista al Punt Avui Televisió, Puigdemont defiende desde Bruselas que si el Govern hubiera seguido adelante con la implementación de la República hubiera habido una “segunda ola de violencia” por parte del Estado. El expresidente afirma que ellos se oponían a este escenario y reconoce también que esperaba que la Unión Europea y la OTAN controlarían la “pulsión autoritaria” de España.


En cuanto a las elecciones el demócrata, a preguntas del periodista, dice sentir “decepción” por no haber podido cerrar una candidatura conjunta con el resto de fuerzas independentistas, aunque destaca que ahora toca estar "juntos" para defender su proyecto compartido. El político evita los reproches y subraya que no es momento de hacer “más autocrítica”, ni tampoco más “mala sangre” de la necesaria.


Carles Puigdemont, que liderará la lista Junts per Catalunya (lista del PDeCAT), resalta que los exconsellers que están en la cárcel y también en Bruselas constituyen el “Govern legítimo de Catalunya y tiene que seguir siéndolo”. El exlíder de la Generalitat, que afirma que volvería a la comunidad autónoma si gana, sostiene que él no tiene que volver a ser forzosamente el presidente y valora que si gana otra formación independentista –las encuestas apuntan a ERC-, ésta tendría todo el derecho a proponer a su propio candidato.


El exPresident, que reconoce que puso condiciones como retirar a la policía española de Catalunya o que no hubiera personas relacionadas con el Procés en la cárcel durante la negociación con el Estado para frenar la DUI, exige al Gobierno central que se comprometa a que el 21D se celebre con total normalidad y que si gana las opciones independentistas acate el resultado.


   Junqueras asume los errores y apunta a Marta Rovira como presidenta de la Generalitat
   Anna Simó afirma que la DUI era un mandato político sin “consecuencias jurídicas”
   Artur Mas se desvincula de la DUI y reflexiona sobre los errores del Procés