Puigdemont, del amor al reproche a Europa

|


Alcaldes

Unos 200 alcaldes independentistas viajan a Bruselas para apoyar al Govern destituido. Fuente: Europa Press


Del amor al reproche solo hay un paso. Que se lo pregunten a Carles Puigdemont. Bruselas, el “corazón de Europa” al que se ha desplazado el exPresident para internacionalizar el conflicto catalán, le da una de cal y una de arena. Por una parte un juez belga decidía dejarlo en libertad con medidas cautelares y por otra está el veto de la Comisión Europea, el Consejo y casi todos los Gobiernos de la UE, cerrándole así las puertas del Parlamento Europeo.


Precisamente en una sala de esta Cámara parlamentaria era donde, en un principio, los alcaldes independentistas tenían previsto llevar a cabo su acto en apoyo al Govern “legítimo” de Catalunya. Sin embargo las trabas institucionales les han llevado a realizarlo en el Palacio de Bellas Artes de Bruselas.


El expresidente de la Generalitat, que en un primer momento no estaba previsto que asistiera, reaparece públicamente y arropado por los ediles favorables a la independencia de Catalunya lanza sus reproches a la dirección de la comunidad europea.


Carles Puigdemont critica el apoyo de la UE a Mariano Rajoy en su actuación en Catalunya e insta a sus dirigentes a pronunciarse de cara al 21D. El político, sobre el que pesa una orden europea de detención, pregunta a Europa si “aceptará” los resultados de las elecciones en el caso de que gane el proyecto independentista.


El exlíder del Govern desafía a los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y al del Parlamento Europeo, Antonio Tajani: “Debemos saberlo, ¿aceptarán ustedes o no el resultado de los catalanes? Porque si la elección es seguir apoyando un Estado independiente, ¿lo aceptarán? ¿O seguirán ayudando al señor Rajoy en este golpe de Estado?”.


En una dura intervención, en la que no hace referencia a la política interna catalana ni habla en catalán, Puigdemont aprovecha para cargar contra el presidente del Gobierno de España por la activación del 155 de la Constitución y para afirmar que “Europa está mejor protegida por aquellos que protegieron las urnas el 1 de octubre que por la Policía que les golpeó”.


En el primer acto de 'campaña' de cara al 21D también han participado los exconsellers que acompañan a Carles Puigdemont en su misión europea (Clara Ponsatí, Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret). Además han tomado la palabra los eurodiputados Jordi Solé (ERC), Ramón Tremosa (PDeCAT) y Josep-Maria Terricabras (ERC), así como diversos alcaldes catalanes. En todas las intervenciones los esfuerzos se han centrado en reclamar el apoyo de la UE y censurar la “represión” por parte de España.


   El Parlamento Europeo 'prohíbe' la entrada de Puigdemont
   Puigdemont aboga por una lista única del soberanismo
   Bélgica deja en libertad a Puigdemont con condiciones

Comentarios