Barcelona implanta el programa ‘Superilles’ en el barrio de Sant Antoni

|


MercadodeSantAntoni

Mercado de Sant Antoni. Fuente: Ajuntament de Barcelona


El Ajuntament de Barcelona anuncia que el 9 de noviembre se inician las obras para condicionar el entorno del mercado de Sant Antoni y en las que también se incluye la transformación del cruce de las calles Tamarit y Borrell en una plaza.


La teniente alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, y la regidora del Eixample, Montserrat Ballarín, explica a los medios que el barrio entra así en los últimos seis meses de obras y se prevé la inauguración para finales de abril de 2018. Sanz señala que la “pacificación” del entorno se enmarca dentro del programa ‘Superilla de Sant Antoni’ y tiene como objetivo recuperar un total de 26.000 metros cuadrados de espacio público en esta zona para el 2019.




La construcción de la supermanzana se hará en dos fases. La primera afectará a los tramos Borrell y Tamarit, en los cuales se adaptará el diseño de plataforma pública única y el tránsito rodado circulará a menos velocidad, sin modificar el sentido de circulación.


Esta construcción tiene un coste de 3’8 millones de euros e incluye la creación de una plaza en el cruce de estas dos calles, por la que no podrán pasar los vehículos privados, aunque sí podrán acceder a los edificios del entorno.




La segunda fase también se actuará en el cruce de Borrell con las calles Manso y Parlament, y en Parlament con Ronda de Sant Pau y Viladomat. Tendrán un coste de 871.560 euros y se priorizarán los espacios para los viandantes y las zonas de juego frente a la movilidad privada.


Janet Sanz asegura que la intención del Ajuntament es recuperar más espacios para la ciudadanía y también luchar contra la contaminación. Por su parte Montserrat Ballarín destaca que en 2019 se implantarán nuevos sentidos de circulación en la zona y se abrirá una antena en la Oficina de l’Habitatge municipal para evitar posibles efectos” de gentrificación que estos trabajos puedan generar.


   Costa Cruceros avisa a sus clientes de “disturbios civiles” en Barcelona
   ​Barcelona implanta la recogida de residuos selectiva puerta por puerta en Sarrià
   Barcelona continúa su apuesta por la construcción de viviendas de protección pública