Rabell y Fachin, las dos caras de Catalunya Sí Que Es Pot

|


Pleno26O

Pleno del Parlament del 26 de octubre sobre el 155. Fuente: Europa Press


Catalunya Sí Que Es Pot reparte su tiempo entre comuns y morados. El grupo parlamentario está dividido por el conflicto catalán y eso se refleja en las sesiones plenarias relacionadas con la independencia de Catalunya. 


El sector de Rabell, crítico con la DUI de Puigdemont y también con el 155, utiliza un tono más conciliador y pide la convocatoria de elecciones. El sector de Fachin, más enérgico y batallador, carga contra el bando constitucionalista formado por Cs, PP y PSC.



Comienza Rabell su intervención en el Parlament pidiendo a Carles Puigdemont que no declare la independencia y que programe una convocatoria electoral para “evitar la catástrofe” que pronostica de aplicarse el artículo 155 de la Constitución. El político llama a establecer “una tregua y dar una oportunidad al diálogo pese a las dificultades”, por lo que reclama al líder del Govern que haga lo que está en sus manos y a los mediadores a no desfallecer.




El jefe de CSQEP avisa que una declaración de independencia no tendría “efectos jurídicos” ni posibilidades de “implementarse”, y asegura que el mandato del 1-O no es legítimo porque no tiene el apoyo de la mayoría de la población, aunque siguiendo la línea de los comuns reconoce su poder desde el punto de vista de la movilización.


Rabell reivindica construir una “estrategia de grandes mayorías y complicidades” para buscar el diálogo y salvar el autogobierno, y pide a Puigdemont que no escuche las voces de sectores del independentismo que le piden que declare la independencia y al PSOE –y al PSC- rechazar el 155 y apoyar una reforma constitucional progresista.



El portavoz adjunto de CSQEP, Albano-Dante Fachin, se muestra más crítico y duro en un discurso dirigido hacia el sector ‘unionista’ del Parlament. El líder de Podem Catalunya, morado que tiene claras diferencias con su dirección estatal, se lanza a por Cs, PSC y PPC ante los aplausos de los podemitas, de la CUP y de Junts pel Sí.


Fachin, más aplaudido por el bando juntero y cupaire que los propios interlocutores de estos grupos parlamentarios, acusa a PP y Ciudadanos de “no querer ver la realidad” catalana y denuncia que el Partido Popular quiere gobernar Catalunya sin pasar por las urnas.




El morado considera que naranjas y populares insisten en que los catalanes quieren seguir siendo españoles, por lo que les exige que sustenten su teoría con un referéndum pactado. Fachin les acusa de querer hacer “desaparecer” al 80% de los ciudadanos y les advierte que la aplicación de un artículo de la Constitución no pondrá fin “a la realidad que hay en la calle”.


El portavoz adjunto de CSQEP también reparte leña’ contra el PSC y el blanco de sus críticas es Miquel Iceta, secretario primero de los socialistas catalanes. El podemita le acusa de pactar y ayudar a redactar el 155 con aquellos que fracturan la sociedad. Además le reprocha que el PSOE no presionara al Ejecutivo de Rajoy con una moción de censura si de verdad quería un acuerdo entre Gobierno central y Govern para convocar elecciones y frenar el 155.




Rabell y Fachin representan las dos caras de la moneda en el bando de Catalunya Sí Que Es Pot en relación al conflicto catalán. Mientras los comuns, de los que Pablo Iglesias está ahora más cerca que de su filial en Catalunya, no aprueban ni la DUI ni el 155, los de Podem están cada vez más próximos a versión de junteros y cupaires.


   Arrimadas a Puigdemont: “¿Se cree que Macron o Merkel le hubieran enviado una cartita?”
   Junts pel Sí y la CUP avanzan con cautela hacia la DUI
   El PSOE asegura que todavía hay tiempo para “evitar el desastre”