España es el tercer país de la Unión Europea en el que más ha crecido el riesgo de pobreza

|


SavetheChildren

Fuente: Save the Children


España es el tercer país de la Unión Europea en el que más ha crecido la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social desde 2008, tras aumentar 4'1 puntos porcentuales desde ese año para situarse en el 27'9% en 2016, según los datos publicados este lunes por la oficina de estadística europea Eurostat.


En total, la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social ha aumentado en 10 países del bloque comunitario en los últimos ocho años y fueron Grecia (7'5 puntos) y Chipre (4'4 puntos) los Estados miembro con mayores incrementos.


Por el contrario, el riesgo de pobreza o exclusión social disminuyó durante este periodo en Polonia (en 8'6 puntos porcentuales), Letonia (-5'7 puntos) y Rumanía (-5'4 puntos). En el conjunto de la UE, la tasa se contrajo un 0'3% desde 2008.


De esta forma, la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social de la UE se situó en 2016 en el 23'4%. Esto significa que 117'5 millones de europeos cumplen alguno de los tres criterios que establece Eurostat que son la pobreza económica después de transferencias, grave privación material o vivir en hogares con muy baja intensidad de empleo.


En concreto, los países con mayores proporciones de población en riesgo de pobreza son Bulgaria (40'4%), Rumanía (38'8%) y Grecia (35'6%). En el polo opuesto se sitúan República Checa (13'3%), Finlandia (16'6%), Dinamarca (16'7%) y Países Bajos (16'8%).


Sin embargo, desglosando los datos según los tres criterios, los países con mayor tasa de pobreza económica después de transferencias fueron Rumanía (25'3%), Bulgaria (22'9%) y España (22'3%), mientras que República Checa (9'7%), Finlandia (11'6%) y Dinamarca (11'9%) registran las menores proporciones.


Por otro lado, Bulgaria (31'9%), Rumanía (23'8%) y Grecia (22'4%) son los Estados con más población que vive en hogares con grave privación material y Suecia (0'8%), Luxemburgo (1'6%) y Finlandia (2'2%), los que cuentan con las tasas más bajas.


En cuanto a los ciudadanos que viven en hogares con baja intensidad de empleo, Irlanda (19'2%), Grecia (17'2%) y España (14'9%), fueron los Estados con mayores porcentajes y Estonia (5'8%), Polonia (6'4%) y Eslovaquia (6'5%), registraron los más bajos.


   ​7 de cada 10 hogares españoles no viven la recuperación económica
   Administraciones catalanas y PYMES se reúnen contra la pobreza energética
   ​La Generalitat multa a Gas Natural con 500.000 euros