La textil catalana Dogi sigue el mismo camino que el Banco Sabadell

|


DOGI

Dogi traslada su sede social a Madrid. Fuente: DOGI International Fabrics


Dogi International Fabrics también deja de tener su sede social en El Masnou (Barcelona). La textil catalana sigue así el camino de otras empresas, como el Banco Sabadell o Oryzon, ante la incertidumbre económica creada por una eventual declaración unilateral de independencia en Catalunya.


El Consejo de Administración de Dogi acuerda iniciar los trámites para el cambio de domicilio fiscal y comunica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que su decisión ha sido tomada para “optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores”.


Otras compañías como Freixenet, Service Point y CaixaBank estudian emprender la misma ruta y trasladar su sede a otra comunidad autónoma. El banco catalán decidirá hoy en su Consejo de Administración si comienza la mudanza como así ha decidido el Sabadell.


Service Point valora hoy si toma el mismo camino. Tras el anuncio la empresa de reprografía ha conseguido subir más de un 16% en el mercado continuo (datos de las 11:00 horas). La entidad estudia el cambio “en defensa de los intereses de la compañía, sus accionistas, clientes, proveedores y empleados incluyendo el cambio de cambio de domicilio social”.


Por su parte el presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, anuncia en RNE que propondrá al Consejo de Administración la modificación de la sede fiscal –situada en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona)-.


Bonet afirma que “si realmente vamos a una DUI, habrá una salida importante de empresas de Catalunya, lo que causará un daño gravísimo” y advierte que “una independencia no es ninguna broma” porque si se declarase se produciría una "verdadera catástrofe".


El presidente de Freixenet valora que “la gente empieza a tener miedo y eso es un mal asunto” y pide a los políticos que reflexionen, “que no miren su propio ombligo, sino que miren a los ciudadanos, que al final están a su servicio, no al revés”.


Empresas como Eurona, Oryzon, Sabadell, Dogi o Proclinic Expert ya han comunicado en los últimos días el traslado. Otras compañías ante el riesgo económico derivado de una eventual independencia de Catalunya estudian seguir sus pasos.


Los cambios de sede no tienen por qué afectar a personal y clientes. Las empresas han señalado el traslado pero no el cierre de los locales en Catalunya. Sí repercute en materia de recaudación de tasas


El impuesto de sociedades, el principal, va directamente a la Hacienda del Estado. Sin embargo el de actividades económicas (IAE) y el de transmisiones patrimoniales, no. El municipio en el que se encuentra el domicilio fiscal de la compañía es el encargado de recaudar el IAE, mientras que el de transmisiones patrimonales es uno de los que el Estado cede a las comunidades autónomas.

   La banca catalana abandona Catalunya
   Eurona también deja su sede social en Barcelona para "estrechar el contacto"
   Oryzon se va de Catalunya y crece más de un 10% en Bolsa