Pineda de Mar echa a agentes de la Policía Nacional alojados en dos hoteles del municipio

|


Polis

Fuente: Europa Press


Nuevo incidente entre agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y ciudadanos. Un nuevo asedio a policías nacionales en Pineda de Mar se resuelve con la expulsión de los agentes de los hoteles en los que se alojaban. Se repiten las tensas escenas de Calella y Reus.


La noche del lunes al martes nuevo escrache frente a dos establecimientos hoteleros en los que residían agentes de la Policía Nacional en el municipio barcelonés de Pineda. Cientos de personas emiten abucheos, insultos y gritos contra las “fuerzas de ocupación” a altas horas de la madrugada.


Los tensos ánimos se elevan y los Mossos establecen un cordón policial. Pasadas las 12 de la noche desde el vestíbulo policías nacionales, algunos uniformados y otros de paisano, levantan el puño y gritan a los manifestantes. ‘Viva la Policía’, ‘Viva España’ y ‘Qué nos dejen actuar’, entre otras consignas policiales, caldean todavía más el ambiente. Más allá de las provocaciones mutuas la sangre esta vez no llega al río, como sí sucedió en Calella.





Los cientos de policías que tenían reserva hasta el 5 de octubre, abandonan hoy los hoteles por decisión del Ajuntament y de la cadena Checkin. En un primer momento la dirección del Checkin Pineda -uno de los establecimientos en los que se alojaban los agentes- denunciaba la presión del Govern municipal para expulsarlos bajo amenaza de cierre del local por 5 años.



La dirección del Consistorio de Pineda lo negaba. “No es verdad que hayamos amenazado al hotel ni que hayamos presionado para que se vaya la policía”, señalaba el alcalde socialista Xavier Amor. El edil del PSC aprovecha para cargar contra el presidente de la Generalitat: “No me gusta lo que vi el domingo, pero lo que no puede hacer Puigdemont es que sea la gente la que eche a la policía”.



Hace escasas horas el Ajuntament de Pineda de Mar y Checkin Mont-palau y Checkin Pineda presentan un comunicado conjunto en el que informan de la expulsión de los agentes de estos establecimientos hoteleros. Según la dirección del Govern municipal y la de la cadena hotelera el personal del Cuerpo Nacional de Policía ha tenido “un comportamiento ejemplar durante su estancia”.


No obstante subrayan que tras lo sucedido el 1-O han tomado la decisión de “adelantar la salida” por razones de seguridad” y con la finalidad de “garantizar la convivencia en el municipio”. En el comunicado desmienten que se haya producido alguna medida de presión sobre los hoteles y que se haya amenazado con el cierre de los mismos.




Desde el sindicato de la Policía Nacional CEP están coordinando una iniciativa, a la espera del realojo por parte del ministerio de Interior, en la que agentes que viven en Catalunya están ofreciendo sus viviendas particulares a los policías que han sufrido una "campaña de señalamiento y persecución propia de dictaduras".


Por su parte los Mossos d'Esquadra han hecho un llamamiento en Twitter para que se respeten los hoteles en los que se alojan guardias civiles y policías nacionales que han acudido a Catalunya para la operación contra el referéndum. La policía catalana también ha pedido a los manifestantes que se concentran hoy en "un paro de país" contra la violencia del 1-O que sean "respetuosos con todos" y que se eviten situaciones de crispación que puedan aumentar la tensión en las calles.



   Unos 150 agentes de la Guardia Civil 'expulsados' de un hotel de Calella
   AEGC denuncia que un instituto catalán separó a los alumnos por su posición sobre la acción policial
   Concejal del PP en Palamós deja el partido por la "brutalidad" policial