La Generalitat suspende la vuelta al cole de Lluís Baulenas

|


BaulenasyPonsat

Lluís Baulenas y Clara Ponsatí. Fuente: Europa Press

Baulenas termina el curso escolar como presidente del Consorcio de Educación de Barcelona en su segundo día lectivo. Así lo ha decidido el Govern de Catalunya que según la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, lo ha cesado por “motivos obvios”. El inicio de las clases coincide con la búsqueda por parte de la Generalitat de locales para la celebración del 1-O.


Según publica el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya el cargo será ocupado por la consellera de Enseñanza, Clara Ponsatí, nombrada recientemente como responsable de la cartera de Educación por su férreo compromiso con el referéndum. De esta forma Ponsatí tomará el control del Consorci con una participación del 60% frente al 40% del Ajuntament de Barcelona.


Esta decisión ha sido tomada por el Govern en plena búsqueda de puntos electorales en la capital catalana. Barcelona, la ciudad más poblada de Catalunya, se mantiene en vilo ya que Colau todavía no se ha decidido sobre la cesión de espacios municipales para el 1 de octubre. La alcaldesa pedía por escrito a Puigdemont garantías para no poner en riesgo a la institución y al funcionariado.


La presión hacia Barcelona por parte de la Generalitat para la cesión de locales responde a una intencionalidad política y no logística. El Govern podría optar por utilizar aquellos espacios que son de su titularidad ya que dispone para ello de una amplia red de inmuebles que podrían servirle de puntos de votación, tales como colegios o institutos.


El presidente del Consorci de Educación de Barcelona iniciaba ayer su vuelta al cole. Respondía a preguntas de los periodistas sobre el referéndum que lo único importante este martes era “el inicio del curso”. Ayer el Govern decidía cambiar de clase a Lluís Baulenas.


   Barcelona comienza el cole dentro de la normalidad
   Colau mantiene vivo el misterio sobre la participación de Barcelona en el 1-O
   Ada Colau no cederá locales para el 1-O hasta que el Govern dé garantías