El Govern declara desierto un concurso de publicidad previo al 1-O al renunciar las empresas

|


JordiTurull 4

Jordi Turull


El Gobierno catalán ha declarado desierto este jueves un concurso de adjudicación urgente de inserción de publicidad institucional para "potenciar el civismo" entre la ciudadanía hasta un día antes del referéndum del 1 de octubre.


El contrato de la campaña lo rubrica la Consejería de Presidencia a través de la Secretaría de Difusión y Atención Ciudadana, y se publicó el lunes "con carácter de urgencia".


La empresa que ganara el concurso tenía el encargo de asumir una campaña de publicidad institucional durante 27 días --del martes 5 al sábado 30 de septiembre--, pero no ha sido posible dar con una compañía que quisiera hacerlo.


Según el documento, el Govern "invitó" a hacerse con el concurso a cuatro grandes empresas que ya tenía identificadas previamente porque concurrieron en 2015 en otro concurso de adjudicación para el 'Acuerdo Marco de servicios de gestión e inserción de publicidad institucional en medios de comunicación'.


Concretamente, la Secretaría de Difusión y Atención Ciudadana contactó "con carácter de urgencia" con las compañías Carat, Focus Media, Arena Media Communications y Havas Media.


De ellas, solo se valoraron las ofertas que hicieron Carat y Focus Media, porque Arena presentó un escrito de renuncia a la licitación y la de Havas Media no se llegó a valorar por "carecer del requisito formal de firma de sus representantes", concreta el contrato de licitación.


El Govern adjudicó el lunes la campaña de publicidad institucional a Carat porque fue la que hizo la oferta más económica --2,7 millones de euros--, pero dicha empresa comunicó el mismo día su renuncia mediante correo electrónico.


Al no quedar ninguna otra empresa licitadora, el Govern procedió a adjudicar el contrato a Focus Media, por un importe total de 2,8 millones de euros, pero la empresa también ha renunciado al contrato: "Debido a la renuncia del segundo adjudicatario, se ha declarado desierta la contratación", se ha comunicado este jueves.

PROMOCIÓN DEL CIVISMO


El contrato no hace referencia explícita en ningún momento al referéndum convocado para el 1 de octubre y se limita a describir que el objetivo de la campaña institucional es "potenciar el civismo".

El lunes empezó a emitirse un anuncio en el que se animaba a los catalanes a ejercer su 'derecho a decidir', y el martes el portavoz del Govern, Jordi Turull, aseguró que se no era para promover el referéndum, sino los "valores cívicos".


   Àngels Martínez explica por qué retiró las banderas españolas
   Colau consulta al secretario del ayuntamiento si es legal poner medios para el referéndum
   Dudas sobre la independencia de algunos miembros de la Sindicatura Electoral para el 1-O