El descenso de los créditos al consumo permite respirar a las familias

Cae la deuda de las familias y también la de las empresas
|


BancodeEspaa

Sede del Banco de España. Fuente: Europa Press


La deuda de las familias cayó en el mes de julio en 8.422 millones de euros respecto al mes anterior (-1'17%), hasta 706.930 millones de euros, con un descenso significativo de los créditos al consumo y una caída más moderada de los préstamos hipotecarios, según los últimos datos publicados por el Banco de España.


En lo que va de año, el endeudamiento de los hogares españoles ha caído todos los meses, salvo un ligero aumento de 60 millones experimentado en marzo y un repunte de 7.515 millones de euros correspondiente a junio, según los datos revisados del organismo que gobierna Luis María Linde.


De este modo, la deuda de las familias ha ido bajando hasta situarse en niveles previos a la crisis financiera como consecuencia de la paulatina reducción de los préstamos contraídos, la caída de los tipos de interés y el abaratamiento de los créditos.


De hecho, en relación al mismo mes del año anterior, la deuda de los hogares españoles se redujo en julio en 12.883 millones de euros, lo que supone un retroceso del 1'8% desde los 719.813 millones del séptimo mes de 2016.


La caída en julio de la deuda de las familias españolas se explica principalmente por un descenso de 6.566 millones de euros de los créditos al consumo, hasta 172.295 millones de euros, lo que supone un descenso del 3'7%, con respecto a junio. En el último año, estos préstamos se han incrementado un 3%.


Por su parte, los préstamos destinados a la adquisición de una vivienda han caído en 1.856 millones de euros en julio (-0,3%), hasta 534.635 millones de euros. En tasa interanual el descenso es de 17.888 millones de euros (-3,2%).


A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone el 75'6% del mismo.


Asimismo, los créditos fuera de balance y otros préstamos sumaron 7.750 millones de euros en julio, un 3% menos respecto a junio y un 19% inferior a la cifra registrada un año antes.


También cae la deuda de las empresas


Por otro lado, la deuda de las empresas en julio se redujo en 838 millones de euros, hasta 905.249 millones de euros, lo que supone una ligera caída del 0'1% respecto a junio y del 1'4% en relación con julio de 2016.


Este descenso se explica por la reducción de los valores distintos de acciones, puesto que tanto los préstamos de entidades de crédito residentes y los créditos procedentes del exterior se incrementaron ligeramente.


Los valores distintos de acciones cayeron en 1.421 millones de euros (-1'5%), hasta 94.898 millones de euros, frente los incrementos de 421 millones de euros (+0'1%) de los préstamos de entidades de crédito residentes, hasta 519.802 millones, y de 162 millones de euros de los créditos del exterior (+0'1%), hasta 290.549 millones.


   España recibe hasta julio 46'9 millones de turistas extranjeros
   Los catalanes destinan más del 46% de su sueldo al alquiler de vivienda
   Sube una décima el IPC interanual que se sitúa en 1'6%