El Síndic investiga los narcopisos del Raval

|


Raval 1


Los vecinos del Raval denunciaban semanas atrás, antes del trágico suceso de las Ramblas de Barcelona, el aumento de los narcopisos, viviendas okupadas que el narcotráfico utiliza para vender dosis y para facilitar espacios para el consumo.


Las protestas, organizadas en forma de caceroladas, frente a los puntos de venta –han localizado al menos 20 pisos- despertaron en su día a la oposición y ahora al Síndic de Greuges. Los habitantes de este barrio solo piden ampliar la seguridad y el control en la zona, y la expulsión de los narcos.


El defensor del pueblo catalán se pone manos a la obra y decide abrir una investigación de oficio en vista de las quejas vecinales. El Síndic señala que han solicitado al Ajuntament de Barcelona y a la Dirección General de Policía información relativa a estos pisos que causan gran malestar e inseguridad ciudadana.


Este organismo ha solicitado datos al Consistorio sobre el número de pisos propiedad del Ajuntament y gestionados por el Patronat d l’Habitatge de Barcelona que están afectados por este problema. También ha pedido información sobre las medidas adoptadas para acabar con el conflicto y sobre si se han iniciado ya los procesos judiciales de desahucio de estos pisos ocupados ilegalmente.


   La oposición ataca a Colau por los narcopisos del Raval
   Operación antidroga en dos pisos del Raval