Ciudadanos achaca su ‘lío’ interno al “personalismo” de algunos políticos naranjas

|


Villegas

José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos. Fuente: Europa Press


La crisis interna a nivel local en Ciudadanos es un hecho, al igual que los datos que revelan que en dos años, desde su aparición en las elecciones municipales y autonómicas de 2015, la formación de Albert Rivera ha dejado en el camino a 130 ediles, 7 diputados provinciales, 5 diputados autonómicos y un consejero comarcal. Unos han sido expulsados (60%) y otros han abandonado.


El principal problema con el que se encuentra ahora Ciudadanos es que de los 143 cargos públicos que se han ido el 90% no ha renunciado al acta y además el partido no cuenta con las herramientas legales para echar a los que considera “tránsfugas”.


El detonante: la decisión de la dirección de llevar a cabo una hoja de ruta hacia el liberalismo progresista, posición que ha levantado ampollas entre naranjas defensores de corrientes de centro izquierda. Sin embargo la Ejecutiva de Ciudadanos tiene otra opinión.


Su secretario general, José Manuel Villegas, achaca el transfugismoal personalismo” de algunos políticos, ya que durante el congreso celebrado en febrero decidieron cambiar algunos nombres de la estructura orgánica del partido. En una entrevista a Europa Press el político señala que lo que ha pasado recientemente en la Comunidad Valenciana y Cantabria ha demostrado que algunas personas “no aceptan no ser ellas las portavoces o las que lleven la voz cantante”.


Villegas admite que las discrepancias y desacuerdos son algo “lógico y normal” pero cree que se deberían utilizar los mecanismos democráticos de los que dispone la formación para cambiar las cosas desde dentro. En este sentido considera que la otra opción es “irse a casa y dejar las actas” que ganaron presentándose con el partido naranja.


Carolina Punset, el quebradero de cabeza de la dirección de Ciudadanos


La eurodiputada en el Parlamento Europeo por Ciudadanos, Carolina Punset, forma parte de la corriente crítica del partido. La política ha criticado públicamente decisiones que ha defendido la dirección comandada por Albert Rivera. En los últimos días la naranja ha llegado a calificar de “capitalismo salvaje” la gestación subrogada que pretende regular Ciudadanos.


Esta hazaña le ha costado a Punset que se destapara un presunto caso de absentismo laboral por su parte. La exportavoz de Cs en las Cortes Valencianas ha tenido que salir al paso para justificar sus ausencias de los últimos meses. El 'bate' de la formación naranja, apartada de la dirección de la Comunidad Valenciana, decidía hacer público que sufría un embarazo de riesgo por lo que tenía “bajas médicas justificadas”.


Ante esto el partido naranja no puede hacer nada. Relevar a la eurodiputada de sus funciones en pleno embarazo sería una decisión cuanto menos polémica. Preguntado por el caso José Manuel Villegas sentencia que “ante una baja médica, poco más podemos decir”. El secretario general de Ciudadanos reconoce, no obstante, que la dirección del partido no ha hablado directamente con Carolina Punset. No sabemos si la habrán felicitado por el embarazo.


   ​Ciudadanos presentará el martes la ley de gestación subrogada
   ​Ciudadanos gana votantes pero pierde cargos públicos y afiliados
   Ciudadanos dispuesto a reformar la Constitución después del 1-O