Atentados Barcelona y Cambrils

Crónica de un plan frustrado por la explosión de Alcanar

La célula terrorista preparaba un ataque aún mayor en el centro de Barcelona
|


FurgonetaBarcelona

Los Mossos retiran la furgoneta del atropello masivo de Barcelona. Fuente: Europa Press


La madrugada del miércoles 16 de agosto marca un antes y un después. La explosión de la vivienda de Alcanar que los Mossos d’Esquadra trataron desde un principio como un suceso relacionado con el narcotráfico terminó convirtiéndose en el centro operativo de los atentados de Barcelona y Cambrils. La deflagración por acumulación de gas precipitaría los acontecimientos.


El grupo terrorista planeaba un plan más potente. La policía catalana, que se encuentra realizando detonaciones de material explosivo hallado en la vivienda de Alcanar, cree que la intención era hacer estallar el centro de Barcelona colocando tres furgonetas en diferentes puntos de la Ciudad Condal, pero la explosión fortuita aceleraría el proceso. Los ataques podrían haber sido todavía peores.


El major de los Mossos así lo confirmaba ayer en declaraciones a 324. Josep Lluís Trapero afirmaba que “la explosión de Alcanar hizo que no contaran con el material necesario para preparar atentados de mayor alcance en Barcelona”. La intención del grupo iba más allá: buscaba una gran masacre con bombas, pero la deflagración les llevó a activar el plan B y a actuar “de manera más rudimentaria”.


El jueves 17 de agosto en torno a las 17:00 horas uno de los terroristas se lanzaría Rambla abajo arrollando a todos los ciudadanos que se encontraba a su paso. Más de un centenar de heridos y 13 muertos en el atentado de Barcelona.


El conductor, en un principio se hablaría de Moussa Oukabir, huía a pie y se abría el dispositivo de búsqueda y captura. Oukabir habría conseguido escapar hasta llegar a Cambrils, lugar en el que repetiría la operación junto a otros 4 terroristas.






La huida podría estar relacionada con el incidente de Sant Just Desvern. Sobre las 19:30 horas un Ford Focus blanco se saltaba un control policial en la Diagonal y hería a un agente. El vehículo llegaba hasta Sant Just. Allí los Mossos se encontrarían al propietario del coche muerto por arma blanca.


Muchas incógnitas en cuanto a este asesinato que la policía catalana todavía investiga. El suceso podría estar o no vinculado con el atentado de Barcelona y el autor del atropello podría haber usado el auto para escapar. Las autoridades todavía no puede descartar la vinculación, pero asegura que esta hipótesis pierde fuerza al igual que la que habla del autor del atropello.


A pesar de que en un primer momento se habla de que el autor sería el menor de 17 años Moussa Oubakir, Trapero cree que esta teoría pierde fuelle: “No sabemos cómo se trasladó tan rápido Moussa. Comienza a no ser posible que el conductor de la furgoneta sea una de las víctimas de Cambrils”.






La incertidumbre y el horror sacudían Barcelona que se iba a dormir con la pesadilla en su mente. Mientras la Ciudad Condal intentaba coger el sueño un nuevo ataque se producía Tarragona. Cambrils era el nuevo objetivo de los terroristas que consigueron frustar los agentes.


Alrededor de la 1:00 de la madrugada del 18 de agosto un Audi negro huía de la policía a toda pastilla. En el interior un grupo de 5 terroristas. El coche, tras provocar varios heridos en su paso por el paseo marítimo de Cambrils, volcaba. Los integrantes de la célula terrorista se bajaban del vehículo con cinturones con explosivos falsos y agredían con arma blanca a una mujer que finalmente fallecía ayer elevando a 14 la lista de muertos del doble atentado.






Los Mossos conseguían abatir a los terroristas que finalmente ya han sido identificados. Se trataría de 5 jóvenes de origen marroquí, de entre 17 y 25 años. Sus nombres: Moussa Oukabir, los hermanos Omar y Mohamed Hychami, Houssaine Abouyaaqoub y Said Aallaa.






El jueves y el viernes se realizaban en la zona de Ripoll varios registros en domicilios. Durante estas operaciones se conseguía detener a 4 de los 12 integrantes que en principio se considera que forman parte de la célula terrorista. Uno sería el herido grave encontrado en Alcanar y los otros dos los encontrarían en Ripoll. Se trataría de Driss Oukabir, Salah El Karib y Mohamed Houli.


Dos más habrían sido localizados entre los escombros de la casa de Alcanar, no obstante todavía está pendiente de confirmación. Los Mossos consideran que el muerto hallado en la vivienda es uno de los terroristas y han hallado los restos biológicos de al menos otro integrante de la célula criminal.


Ahora las autoridades se centran en encontrar a Younes Abouyaaqoub. El joven de 22 años, de origen marroquí y residente en Ripoll, sería ahora el principal objetivo de la policía catalana. Se baraja una nueva hipótesis en la que Abouyaaqoub es considerado el autor material del atropello masivo de Barcelona.


Las fuerzas de seguridad de Francia han recibido el aviso de la policía española para intentar localizar una furgoneta que podría haber cruzado la frontera, según informaciones del diario Le Parisien.


El balance del operativo es hasta el momento cuatro detenidos, seis terroristas muertos y tres miembros más identificados pero sin localizar. La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones y registros.


   El autor del atentado de Barcelona, Moussa Oubakir, abatido
   Desalojan a 11 vecinos cercanos a la casa de Alcanar por temor a que haya explosivos
   Fallece la mujer herida grave en el atentado de Cambrils

Comentarios