El conductor interceptado en Sant Just Desvern no murió por disparos de los Mossos

|


JoaquimForn

Joaquim Forn, conseller de Interior de la Generalitat de Catalunya. Fuente: Govern de Catalunya


Un conductor se saltaba en torno a las 19:00 horas un control de seguridad en la Diagonal y atropellaba a dos agentes pero no se teme por su vida. El presunto terrorista conseguía llegar a Sant Just Desvern y allí sería interceptado por los policías, lugar en el que fallecía.


En principio se hablaba de un tiroteo de los Mossos, sin embargo el conseller de Interior, Joaquim Forn, ha negado que el fugado haya muerto como consecuencia de disparos. En declaraciones a Rac1 explica que la autopsia ha demostrado que el cadáver no presentaba heridas de arma de fuego y analizan ahora el motivo del mismo.


El conseller de Interior de la Generalitat afirmaba en su rueda de prensa de la noche que el incidente de Sant Just no tenía que ver con la masacre de La Rambla de Barcelona pero de madrugada, con la autopsia en la mano y algún otro dato que no ha querido revelar, ya no descarta la posibilidad de que se encuentre implicado en el atentado.


Según últimas informaciones el propietario del vehículo es un hombre de 35 años y vecino de Vilafranca del Penedès de nombre Pau. El chico trabajaba en la ciudad y había sido cooperante en diversos países. 


Los policías investigan si el autor del asesinato es el mismo que el del atentado de Barcelona, Moussa Oukabir. Según las últimas hipótesis el terrorista habría amenazado a punta de cuchillo al joven para huir con su vehículo. Se estudia la posibilidad de que Oukabir haya sido el conductor que habría atropellado a los agentes en el control de seguridad de la avenida Diagonal. 


   Mossos evitan una nueva masacre en Cambrils
   Atentado terrorista en el centro de Barcelona
   Los Mossos difunden la imagen de uno de los detenidos por el atentado de las Ramblas de Barcelona
   Atropello masivo en la Rambla de Catalunya

Comentarios