Machado se queda

|


AjuntamentSabadell


Lío en Sabadell por el nombre de las calles. La polémica sobre el nomenclátor callejero forma parte ya de la tradición mediática de nuestro país. El Ajuntament de Sabadell encarga un informe al historiador independentista Josep Abad con el objetivo de estudiar la supresión de personajes históricos relacionados con el franquismo de las calles del municipio.


Abad va más allá y estalla el escándalo. El historiador presenta en su estudio la necesidad de retirar el nombre de Antonio Machado de una plaza por “españolista”. El informe justifica su decisión apuntando que “bajo la aureola republicana y progresista con que se ha revestido su figura hay una trayectoria españolista y anticatalanista”.


El independentista no se queda ahí sino que señala también le recomendación de eliminar del callejero a otros literatos españoles como Luis de Góngora, Calderón de la Barca, Larra, Francisco de Goya y Garcilaso de la Vega. Josep Abad alega que se trata de escritores que son ejemplos del “modelo cultural pseudofranquista”.


El alboroto político ha sido tal que ha obligado al Ajuntament a emitir un comunicado y el alcalde de Sabadell, Maties Serracant, ha tenido que salir al paso en pleno día festivo. Serracant ha querido dejar claro con un “Machado se queda” que el poeta seguirá ocupando la placa en la plaza del municipio y ha abogado por preocuparse por “eliminar” del nomenclátor “los nombres de los fascistas”.



Por su parte desde el Consistorio se ha manifestado que este informe “es externo y no vinculante”, y que todavía no se han llevado a cabo propuestas concretas para los cambios. Por medio de una nota de prensa han informado que el objetivo del proyecto es tener unas calles “respetuosas con la memoria histórica” y que la iniciativa contará con un trabajo consensuado entre entidades y asociaciones de Sabadell.


   La Fundación Nacional Francisco Franco: “Franco no fusiló a nadie”
   ​Catalunya declara ilegales los juicios franquistas
   ​La Jefatura Superior de Policía de Barcelona será un museo sobre la represión franquista

Comentarios