​Rajoy convoca un Consejo de Ministros extraordinario por el conflicto de El Prat

|


20170814 363578 FomentoMO 1 1

Íñigo Gómez de la Serna. Fuente: Europa Press


El Estado se mete de lleno en el conflicto del aeropuerto de Barcelona a pesar de las críticas de sindicatos y trabajadores de Eulen que consideran que se está vulnerando el derecho de huelga de los controladores. La intervención del Gobierno central, lejos de calmar los ánimos, parece calentar el ambiente laboral.


El ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, anuncia que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para este mismo miércoles. El protagonista de esta reunión de urgencia no es el referéndum –como se había previsto a principios de agosto- sino El Prat. El objetivo no es otro que avanzar en el laudo arbitral obligatorio impuesto por el Estado como mecanismo para zanjar la problemática entre Eulen y los trabajadores de los filtros de seguridad.


Este arbitraje, último recurso que se puede utilizar para desencallar el conflicto, no gusta al comité de huelga. Los controladores consideran que actualmente no se dan los requisitos para llevarlo a cabo pero en este caso la última palabra la tiene un Gobierno que ya ha puesto en marcha de manera unilateral la medida.


De la Serna detalla que una vez se celebre este encuentro entre ministros el Estado procederá a evaluar la situación y arrancará el proceso para que Eulen y la plantilla elijan al árbitro. En el supuesto de que no lleguen a acuerdo será ellos los que decidan: “Si no llegan a un acuerdo, el Gobierno designaría el árbitro y, a partir de aquí, se le daría un tiempo para que formulara una propuesta de laudo”.


Balance de la huelga


Segundo día de huelga total en el aeropuerto de Barcelona que se vive sin incidencias. No hay colas destacables ni esperas dejando atrás los episodios de caos vividos en las últimas semanas. La presencia de la Benemérita en El Prat, interpuesta por el Estado, ha servido para ensombrecer el efecto de la protesta de los huelguistas, que denuncian presiones por parte de este cuerpo de seguridad.


El ministro de Fomento valora que la participación de los agentes ha permitido que el aeropuerto haya “recobrado, por fin, la normalidad”. De La Serna niega los presuntos acosos que han recibido algunos empleados por parte de la Guardia Civil y mantiene que “no ha habido ningún problema con los trabajadores ni lo habrá”.


El popular sentencia que desde la administración hay un “escrupuloso respeto al derecho de huelga y cumplimiento de los servicios mínimos”. Esta declaración no es compartida por los sindicatos que denuncian que el Estado con las medidas adoptadas está limitando sus derechos como trabajadores.




Video con las declaraciones del ministro de Fomento


   La Asociación de Usuarios del Transporte Aéreo afirma que la Guardia Civil hace el trabajo de Eulen
   De la Serna niega haber presionado a los trabajadores del Prat
   Arranca la huelga total del aeropuerto de Barcelona en pleno puente de agosto

Comentarios