Fomento se mete en el conflicto del Prat para encender a los trabajadores

|


ColasaeropuertoBarcelona

Colas en el aeropuerto de Barcelona. Fuente: Europa Press


La reunión entre Eulen y trabajadores convocada para hoy por parte de AENA no parece que vaya a llevar a nada bueno. Las últimas declaraciones que llegan desde Fomento elevan la tensión entre empresa y comité de huelga. El ministerio, que se mantenía alejado del conflicto, se mete ahora de lleno para apoyar a Eulen y criticar la reclamación salarial de los controladores.


El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, no apacigua los ánimos ante una huelga que se produce en plena temporada alta y que está previsto sea más dura a partir del 14 de agosto, con paros las 24 horas durante todos los días de la semana. Lejos de tranquilizar, la versión del representante del Gobierno del PP calienta a los trabajadores.


Este domingo Gómez-Pomar ha considerado que la reclamación salarial de los controladores de seguridad de Eulen, que piden un incremento del 31%, “está totalmente fuera de lugar”. El político afirma que no se corresponde con ningún crecimiento salarial ni recuperación retributiva por lo que pide a los huelguistas que sean razonables. Cabe recordar que los trabajadores, con jornadas maratonianas que llegan a las 16 horas, cobran 900€ y llegan con horas extra a los 1.200.




El alto cargo del ministerio de Fomento hace un llamamiento al comité para que sus “legítimas reivindicaciones se ajusten a la realidad y una reivindicación que tenga sentido retributivo”. El popular, que reconoce que la “capacidad de solucionar AENA es reducida”, pide a los pasajeros que hagan caso a las recomendaciones de las aerolíneas y que lleguen antes, pero no con tantas horas de antelación.


En cuanto a las sospechas creadas en torno a la empresa Eulen, que trabaja en varios aeropuertos españoles, sobre por qué la huelga solo se ocurre en Barcelona Gómez-Pomar dice desconocer el motivo y se escaquea afirmando que la empresa “va a poner encima de la mesa todo aquello que es posible poner”.


Las malas lenguas hablan de que la huelga de Barcelona tiene algún tipo de relación con el PP y con el proceso independentista catalán. La pasividad de AENA ha encendido las alarmas en algunos sectores que han visto en el conflicto laboral algo que va más allá de las reclamaciones de los trabajadores.


Mientras comité y empresa continúan hablando los paros parciales se desarrollan a lo largo de la jornada de hoy con esperas de hasta una hora para acceder a la zona de embarque. Al igual que el viernes, primer parón oficial de los huelguistas, los pasajeros previsores llegan con hasta 8 horas de antelación ante el miedo a perder el vuelo. Desde las compañías aéreas aconsejan acercarse al aeropuerto de Barcelona con un margen de tres horas.


   Eulen echa más leña al fuego al considerar “inadmisible y desproporcionado” el incremento salarial
   No hay acuerdo en el Prat: Continúa la huelga en el control de seguridad