Primer día de huelga oficial en el aeropuerto de Barcelona con colas de hora y media

AENA se reúne in extremis con Eulen y sindicatos
|


Prat 1

Colas en el Prat en el primer día de huelga oficial de los trabajadores de Eulen. Fuente: Europa Press


Ya es oficial. Los controladores de seguridad del aeropuerto de Barcelona están en huelga. La mayoría de los pasajeros, ya prevenidos, se acercan al Prat con muchas horas de antelación para evitar perder el vuelo. Colas en el paso previo a la zona de embarque que llegan a la hora y media. AENA, tras 11 días de reclamaciones, decide sentarse in extremis con Eulen y los trabajadores para dialogar.


Muchos pasajeros llegaban al Prat con cinco, seis, siete y ocho horas de antelación para evitar perder su vuelo y en muchos casos también sus vacaciones. El mes de agosto, temporada alta para el aeropuerto de Barcelona, ya es de por sí un periodo complicado pero con la huelga oficial la cosa se complica.




Nervios ante la espera y miedo a perder el vuelo. Pasajeros llegando al Prat con muchas horas de anticipación que, para aquellos que han necesitado facturar, no han sido fructíferas. Las compañías aéreas solo han permitido realizar la facturación entre dos y tres horas antes del cierre de la puerta de embarque.




Los dos paros parciales de esta mañana –entre las 5:30 y las 6:30 horas, y entre las 10:30 y las 11:30 horas –se han saldado con colas de 40 minutos para AENA y de más de 1 hora para los pasajeros. Después de las 9:00 horas se han registrado esperas en los controles de seguridad que han ascendido a la hora y media.


Este mediodía la situación y se ha normalizado. A lo largo de la tarde se han producido dos nuevos paros entre las 16:30 y las 17:30, y entre las 18:30 y las 19:30 horas. Sin embargo la espera no ha sido tan traumática como la de la mañana. Los pasajeros han tenido que esperar en torno a 30 minutos para acceder a la zona de embarque.


AENA se reúne in extremis con Eulen y trabajadores


La compañía aeroportuaria, cuya respuesta había sido hasta el momento no sentarse a negociar, decide convocar in extremis una reunión con Eulen y con el comité el primer día de huelga. AENA informa a través de un comunicado que ha programado el encuentro “a la vista de los perjuicios sufridos por los pasajeros”.


11 días después de las reclamaciones de los sindicatos en las que pedían que el ente público se sentara negociar, AENA decide hacerlo en pleno estallido del conflicto laboral en “aras de proteger al pasajero”.


Los vigilantes de seguridad reclaman que se incremente la plantilla y que se mejores sus condiciones laborales. Demandan que desde que Eulen se hizo con el servicio en junio de 2016 su situación ha empeorado. En cuanto a esto señalan la existencia de contratos precarios, la ausencia de personal y el recorte de derechos.




Desde el comité denuncian que hacen jornadas maratonianas de 12, 14 y hasta 16 horas seguidas, que cobran un salario de 900 euros y que con horas extra puede llegar a los 1.200, y que trabajan al 200%, debido a la falta de personal, para evitar las colas en el aeropuerto del Prat.




Por el momento sindicatos y empresa no han querido hacer declaraciones a la salida de su primer encuentro del día. En las próximas horas se desplazarán a Treball para seguir hablando con la mediación de la Generalitat. Hay todavía una pequeña esperanza para los trabajadores y para los pasajeros del aeropuerto de Barcelona. La huelga podría aterrizar en tierra firme.


   AENA podría multar a Eulen con 300.000 euros por la huelga del Prat
   El Gobierno restringe la huelga de seguridad del aeropuerto del Prat con servicios mínimos del 90%
   Los vigilantes de seguridad del aeropuerto de Barcelona endurecen la huelga