Rajoy se lanza a por el referéndum

Mariano Rajoy: “No habrá referéndum el 1 de octubre”
|


MarianoRajoy 6

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, en el Palacio de la Moncloa. Fuente: Europa Press


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, envía un regalo de última hora al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, antes de iniciar las vacaciones de verano. Rajoy anuncia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la reforma del reglamento del Parlament de Catalunya.


No habrá referéndum el 1 de octubre”, sentencia el líder del Ejecutivo estatal. Rajoy está dispuesto a seguir adelante en su lucha contra Puigdemont para evitar la celebración del 1-O. El último paso dado por el Gobierno ha sido presentar un recurso al TC contra la reforma de la Cámara autonómica por medio de la cual los independentistas pretenden por la vía urgente y sin apenas debate romper con España.




El líder del PP quiere dejar claro que esta reforma tiene la única intención de “aprobar por trámite de urgencia y sin las más elementales garantías democráticas las leyes con las cuales pretenden liquidar la Constitución, la soberanía nacional y el Estatut de Autonomía”.


El popular señala que con el procedimiento de lectura única, tal y como destacó en su informe el Consejo de Estado, se puede “estar vulnerando el derecho de participación política de la minoría parlamentaria”. El presidente que más ha vetado a lo largo de historia democrática de España subraya que lo que pretende hacer el Govern es ilegal y recuerda las sentencias relacionadas del TC relacionadas con la inconstitucionalidad del Procés.




Mariano Rajoy sale así al paso de la aprobación de la Cámara autonómica de una reforma con la que quieren aprobar las leyes de desconexión. El presidente asegura que con este recurso se trata de defender la “legalidad” y a las “instituciones autonómicas y sus funcionarios” para que no pueda "ser utilizados al servicio de una actuación abiertamente contraria al Derecho”. Rajoy, que se erige como defensor de una sociedad catalana “muy plural y de carácter moderado”, asegura que es su deber proteger a los catalanes “del proceso radical y divisivo que se quiere imponer por las bravas”.




La presentación de la denuncia desde el Gobierno central supone la suspensión automática de la norma hasta que el Tribunal Constitucional dicte sentencia. Esto implica que las leyes de desconexión podrán quedar en stand by. El Govern de Catalunya puede que no haga caso. Puigdemont se declaraba esta semana en rebeldía contra el TC.




   Rajoy ya estudia tumbar la reforma del reglamento del Parlament
   Ciutadans y PPC se alían para impugnar la reforma del reglamento del Parlament
   El Parlament ya tiene su reforma para la desconexión exprés