La CUP pide a Forcadell un protocolo para no dejar entrar a la Guardia Civil en el Parlament

|


MireiaBoya


La ‘visita’ de la Guardia Civil al Parlament de Catalunya para pedir información sobre Germà Gordó por el caso 3% no ha sentado bien a la CUP. La formación anticapitalista no quiere volver a ver este cuerpo de policía en el interior de la Cámara autonómica y por eso pide a la Mesa que confeccione un protocolo de actuación para impedir que la Guardia Civil entre.


Mireia Boya, diputada de la CUP, ha pedido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a la Mesa de la Cámara la elaboración de este protocolo para que los agentes de la Guardia Civil “se queden en la puerta”. La anticapitalista dice no estar en contra de los requerimientos a las instituciones pero exige un mecanismo contundente” para evitar una nueva entrada de los agentes de los cuerpos de seguridad del Estado.




La cupaire señala en rueda de prensa que estos policías no tienen nada que hacer en el Parlament porque “no es su casa y no son bienvenidos”, y considera la ‘visita’ del pasado jueves como parte de las “amenazas continuadas y crecientes del Estado”. Boya recuerda que ellos participan en el caso 3% como acusación popular pero no están dispuestos a aceptar “ninguna escenificación de poder en la casa del pueblo catalán”.


La diputada del CUP califica al Estado de “demofóbico” que en numerosos ocasiones y formas ha dado “muestras de autoritarismo” y que el auge de estas actuaciones en las últimas semanas, como la suspensión del FLA, responde a la declaración como testigo de Rajoy por el caso Gürtel.


   ​La CUP se declara culpable de organizar el referéndum del 1-O
   Las exigencias de la CUP al Govern de Junts pel Sí

Comentarios