​Nuevo golpe del CGE a Junts pel Sí y la CUP

|


JunquerasyRomeva


La economía independentista del Govern no tiene su mejor día. Al anuncio de supresión de las partidas del FLA a Catalunya por parte del Estado si gastan dinero público en el referéndum se suma el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries. Nuevo y duro golpe de este organismo a los partidos independentistas.


El CGE, el ‘TC catalán’, emite un dictamen en el que considera ilegales 1 artículo y 3 disposiciones adicionales de la proposición de ley del Código Tributario de Catalunya. En concreto se trata del artículo 111.4 y de las disposiciones adicionales sexta, séptima y octava del libro segundo.


En cuanto al artículo, que habla de las fuentes de ordenamiento jurídico, Junts pel Sí y la CUP pasaron por alto mencionar el Estatut y la Constitución. En este sentido el CGE considera que están vulnerando el principio de seguridad jurídica al no citarlos como fuentes.


En relación a las disposiciones, que tratan sobre la regulación en el acceso público a los cuerpos superiores de inspectores, técnicos y gestores tributarios de la Generalitat, el CGE cree que son “contrarias al principio de igualdad” porque se dirigen las convocatorias exclusivamente a determinados colectivos de funcionarios de la Generalitat.


El Consell de Garanties Estatutàries presenta este informe tras el recurso presentado en junio por tres grupos parlamentarios: PSC, CSQEP y Ciutadans. Esta proposición de ley es la primera parte de la norma que pretenden utilizar los independentistas para crear la Hacienda de Catalunya.


El 'TC catalán' está dando palos en los últimos meses a los grupos independentistas al considerar ilegales puntos de varias normas encaminadas a la independencia de Catalunya. El CGE carga nuevamente contra algunos preceptos de las leyes presentadas por JxSí y la CUP. Sin embargo sus decisiones no son vinculantes y el barco independentista podrá continuar navegando con sus tres leyes de desconexión en la hoja de ruta.


   ​El CGE resuelve que el uso de la lectura única propuesta por JxSí y la CUP es ilegal