​Comercios y empresas de Barcelona exigen “un plan de choque” contra el top manta

|


Afectadosporeltopmanta

Plataforma de Afectados por el top manta. Fuente: Fundació Barcelona Comerç


Llega el verano. Crece el número de turistas, suben las temperaturas y aumenta el número de vendedores ambulantes en la ciudad de Barcelona. Lateros y manteros hacen su agosto pese a las quejas de comerciantes y empresarios.


El presidente de la plataforma Afectados por el top manta, Fermín Villar, denuncia que los comerciantes ilegales siguen instalándose por las noches en la Barceloneta y que por el día se colocan en diferentes puntos turísticos de la ciudad como el parque de la Ciutadella, La Ramba o el paseo marítimo.



Villar demanda que esta situación es insostenible y que el Govern de Colau y la Generalitat tienen que poner cartas en el asunto para desarrollar un “plan de choque cuidadoso y decidido” para acabar con la venta ambulante ilegal.


La plataforma, que nacía hace un año para luchar contra el top manta, acusa a estas administraciones de falta de voluntad y de decisión para acabar con un problema que “se agrava”. Fermín Villar destaca que es necesario frenar el “efecto contagio” para evitar que otros grupos, que ya están acoplándose, provoquen que se normalice esta práctica fraudulenta.



Desde la organización critican la política llevada a cabo hasta ahora por Colau en esta materia. Su presidente afirma que la alcaldesa de Barcelona “esconde la cabeza bajo el ala y no da una solución”. Éste sostiene que la inversión de 800.000 euros realizada por el Ajuntament a la creación de una corporativa de manteros es “desmesurada” y supone un “agravio comparativo” con otros colectivos que también tienen necesidades.


En cuanto a la marca creada por los Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, conocida como ‘Top Manta’, la plataforma la define como un despropósito y denuncia su ilegalidad porque “viola los derechos de propiedad intelectual e industrial”. Fermín Villar destaca además que en la mayoría de casos los materiales se obtienen de redes mafiosas.


Según datos revelados por la Guardia Urbana en el 2016 se han producido 79.221 denuncias por la venta no autorizada y se han intervenido un total de 1’1 millones de artículos. El director de la Asociación para la Defensa de la Marca (Andema), José Antonio Moreno, cifra en 7.088 millones de euros al año las pérdidas que sufren las empresas y comercios afectados por la venta ilegal en España.



   ​Barcelona marca los tiempos a Airbnb
   ​Barcelona condena a FCC a pagar más de 7 millones por incumplir el contrato de limpieza

Comentarios