​El parricida de Moraña, primer condenado a prisión permanente revisable en España

|


PalaciodeJusticiaPontevedra


La Audiencia Provincial de Pontevedra condena al parricida de Moraña, David Oubel, a una pena de prisión permanente revisable. Esta condena es la primera de estas características en España.


El parricida, que ha sido declarado culpable por unanimidad del jurado popular, reconocía el doble asesinato en la sesión judicial del pasado martes. Oubel confesaba haber matado a sus hijas, de 5 y 9 años, con un arma blanca y una amoladora eléctrica. El asesino afirmaba estar arrepentido, pedía perdón y admitía que en ese momento no tenía sus capacidades limitadas.


El tribunal teniendo en cuenta el veredicto de culpabilidad del jurado popular, las penas interesadas y la conformidad de la defensa sentencia a Oubel por dos delitos de asesinato cualificados con alevosía, agravados por el parentesco y por tratarse de víctimas menores de 16 años.


Además de la pena de prisión la Audiencia Provincial prohíbe al parricida comunicarse y acercarse a su exmujer durante un periodo de 30 años e impone una indemnización para ella de 300.000 euros. La sentencia es firme puesto que ninguna de las partes ha presentado recurso.