​La CUP Barcelona estudia llevar las cuentas del Ajuntament a la Oficina Antifraude

|


Ajuntament


La CUP Capgirem Barcelona estudia llevar las cuentas del Ajuntament a la Oficina Antifraude de Catalunya dadas las irregularidades detectadas en cuanto a algunos contratos adjudicados por el Ejecutivo municipal en 2016.


Los ‘cupaires’ presentan sus alegaciones a la cuenta general del Ajuntament, que deberá ser aprobada en el pleno de este mes de julio, en las que acusan al Govern municipal de opacidad, redes clientelares, contratos dudosos y subvenciones a dedo.


Por medio de un comunicado critican la dificultad de acceso a la información y denuncian que, en algunos casos, no se han entregado los expedientes solicitados. Entre sus reclamaciones hablan de los contratos de comunicación y presenta que el Ajuntament destina 10 millones de euros a la publicidad institucional que no pasa “ningún control sobre el medio destinatario final”, favoreciendo a medios como La Vanguardia y El Periódico.



Los anticapitalistas también denuncian las externalizaciones (por un valor total de 590 millones de euros), las aportaciones al Consorcio de Turismo de Barcelona, que dirige Joan Gaspart, y las cuentas del Mobile World Congres. En cuanto al servicio asistencia jurídica de la Guardia Urbana critican que se adjudique “sistemáticamente” a la empresa Molins&Silva, como consecuencia de un pliego que “restringe los criterios de manera excesiva”. 


Por otra parte señalan que la financiación de actividades y entidades que “deberían ser objeto de subvención” supone escapar del control del destino” de los ingresos y genera un “elevado riesgo de redes clientelares” entre el movimiento asociativo



   ​La CUP denuncia gastos para comidas y viajes de grupos políticos y cargos de AMB por más de 20.000 euros

Comentarios