El Metro de Barcelona sigue en huelga: CGT dice no al arbitraje voluntario

|


MetroBarcelona


Las huelgas de Metro siguen adelante. Dos años de conflicto y algo más de dos meses de paros todos los lunes que, según parece, seguirán prolongándose en el tiempo. Este martes se celebraba una reunión de urgencia entre el comité de empresa y TMB (ya van 80), con la Generalitat como mediador.


En este nuevo encuentro la conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia ponía sobre la mesa llevar el caso a un arbitraje voluntario. La propuesta calaba rápidamente en la dirección de TMB, presidida por Mercedes Vidal, pero dejaba con dudas a los trabajadores, que preferían estudiar con tranquilidad la iniciativa. El Ajuntament de Barcelona y la Generalitat ya tienen la respuesta del sindicato mayoritario. La CGT rechaza el laudo arbitral.


A través de un comunicado presentan su no a esta fórmula que supone que un árbitro sea el encargado de resolver un conflicto entre dos o más partes. La Confederación General del Trabajo considera que someterse a este arbitraje supone renunciar a la negociación y “dejar las necesidades y derechos de los trabajadores” en manos de otros que “no tienen conocimiento de nuestras reivindicaciones”.


La CGT denuncia que con esta actuación, la dirección de TMB y el Ajuntament de Barcelona, pretendían “una vez más” quitarse del medio, demostrando así “su incapacidad”.



La dirección de TMB dice sí al arbitraje voluntario


La dirección acepta la propuesta de la Generalitat para resolver el conflicto del Metro de Barcelona. TMB justifica su postura por “coherencia con la actitud constructiva, flexible y responsable” llevada a cabo durante la negociación.


La presidenta y concejala de Movilidad, Mercedes Vidal, pedía esta mañana a los trabajadores y al comité de empresa que aceptaran la propuesta y, por consiguiente, desconvocasen las huelgas programadas para los próximos meses. Vidal afirma que están tan convencidos” de que sus iniciativas son positivas que no les “importa que hay un árbitro externo”.



Todo parece indicar que el Metro de Barcelona seguirá pisando el freno todos los lunes no festivos hasta que los sindicatos no consigan un convenio colectivo positivo para los trabajadores. Dos años de conflicto por un acuerdo laboral que no llega y que podría afectar a grandes fiestas independentistas como la Diada y la Mercè.


   ​Pérdidas de 546.000 euros por las huelgas de Metro de Barcelona
   ​Los trabajadores del Metro de Barcelona harán huelga por la Diada y la Mercè
   ​La CUP de Barcelona exige la dimisión de la presidenta de TMB por el conflicto del Metro