Vecino de Lloret de Mar secuestrado y drogado durante 11 días

|


Secuestro


Un vecino de Lloret de Mar, de origen serbocroata y nacionalizado holandés, regresaba a su casa en coche cuando le asaltaron varios individuos con chalecos de policía que obligaron a la víctima a punta de pistola a meterse en el maletero. Poco después se pusieron en contacto con la familia del secuestrado para solicitar un rescate de 1’5 millones de euros si querían volver a ver al hombre con vida.


El 12 de junio la esposa de la víctima denunciaba el caso a los Mossos d’Esquadra y en una primera investigación conseguían averiguar que se trataba de una banda experimentada del este de Europa que se movía constantemente de localización. El día 22 los secuestradores volvían a llamar dando un ultimátum a la familia y quedarían de realizar el intercambio en el aparcamiento de un hotel de la A-42 entre Madrid y Toledo.


En una operación conjunta, Mossos y Policía Nacional lograban localizarle ese mismo día y la víctima era trasladada al hospital en estado semiinconsciente como consecuencia del consumo de drogas suministradas por la fuerza por parte de la banda. En el momento de la liberación conseguían detener a cuatro de los cinco secuestradores, uno de ellos escapaba.


Al día siguiente, fruto de varios registros en Madrid, se hacían con el quinto delincuente, presunto líder de la banda criminal. Éste estudiaba medicina y estaba en prácticas en un hospital, lugar de donde habría extraído los medicamentos para drogar a la víctima durante sus 11 días de cautiverio.



   ​Operación antidroga en Sant Adrià del Besòs