​Carles Puigdemont: presidente al cuadrado

|


Puigdemont 6


El jefe del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, ya es doble presidente. Por un lado dirige la Generalitat y por otro ayer ha recibido la presidencia rotatoria de la Eurorregión Pirineos Mediterráneo en un acto en Perpinyà. La presidenta de Occitania, Carola Delga, ha hecho el traspaso de poder a Puigdemont que ha destacado la apuesta por la cultura y la lengua como la principal aportación de los habitantes.


La institución, formada por Occitania, Islas Baleares y Catalunya, ha firmado en la celebración de su asamblea extraordinaria su hoja de ruta ‘Por una Eurorregión creativa, sostenible y solidaria en el horizonte 2020’. Las prioridades de este organismo serán: la innovación, el desarrollo sostenible y la profundización en la identidad eurorregional.


Ahora Puigdemont asume el reto de “seguir impulsando políticas” especialmente dirigidas a la “restitución de los principios fundamentales de la Unión Europea”. En su labor pretenderá destacar el papel preeminente de nuestros territorios como espacio de encuentro” para impulsar “la innovación, la investigación, la economía del conocimiento y la cultura”.



La vergüenza mediterránea: la crisis de refugiados


En su intervención el nuevo presidente ha destacado la posición estratégica del Mediterráneo y se ha referido a la crisis de refugiados. Puigdemont ha insistito en que el Mediterráneo “no puede ser hoy un espacio de vergüenza internacional”.


A preguntas de los medios ha señalado que los territorios de la Eurorregión han mostrado “un compromiso explícito” y han dado “pasos concretos para acoger” con el objetivo de “mitigar el drama humanitario”. 


No obstante ha manifestado que “tristemente no tienen “las herramientas” deseadas y ha recordado que Catalunya ha ofrecido 4.500 plazas "que no llegan". En este sentido ha apuntado directamente al Gobierno central como responsable: "el Estado español no está haciendo los deberes".


   Gritos de "España" y "fuera" para Puigdemont en Llefià