​Mas rompe su silencio sobre el caso Gordó con ambigüedad

|


ArturMas 1


Artur Mas permanecía muy callado y no se pronunciaba sobre el caso Gordó. ElNacional.cat conseguía que hablase del tema y Mas les concedía una entrevista tras un acto en Berga. Al ser preguntado por su silencio respondía que nadie le había preguntado y que además su situación ahora es otra. “Ahora estamos en Berga y preguntáis sobre eso, y respondo sin ambages”, pero señala que también tiene derecho a que no se le pregunte cada día sobre cualquier tema de pura y rabiosa actualidad”.


Resuelto o no el misterio de su silencio Mas sale por donde puede a las preguntas de ElNacional.cat sobre su opinión en relación a las decisiones del PDeCAT y a las de Germà Gordó. Dice responder “sin embages” y tener una posición muy clara” pero se coloca en el medio entre el partido y el diputado. El exlíder de la desaparecida CDC asegura que respeta y entiende la conducta de ambas partes.


El expresidente defiende que la dirección del PDeCAT “políticamente tenía que actuar como ha actuado” y que puede puede llegar a comprender que el partido quiera “dar ejemplo de pulcritud desde todos los puntos de vista”.


El político inhabilitado por el 9N subraya que, al entrar Gordó en calidad de investigado por el TSJC, la postura del PDeCAT se convierte en “tan necesaria como injusta”. Necesaria desde la “búsqueda de la ejemplaridad pública” e injusta al no respetar la “presunción de inocencia”.


“Seguramente, hay mucha presión social que también afecta a los tribunales, seguramente, y que a veces les hace cambiar de opinión” espeta Artur Mas haciendo referencia a que en una primera petición el Tribunal había rechazado investigar a Gordó.


Sobre su exsecretario y exconseller de Justicia tiene que decir que “está plenamente convencido” de su inocencia y como el propio Gordó ha repetido en numerosas ocasiones cree que actuó en todo momento respetando el marco legal. Mas respeta también la decisión de su exnúmero dos “a nivel personal y humano”.


Recuerda además que hay una investigación abierta contra él que no le compromete en nada. Defiende que esta apertura y tener que “dimitir inmediatamente, significa que se debilita el principio de presunción de inocencia, un eje fundamental del Estado de Bienestar”.


Mas rompe su silencio sin quebrantar sus viejas y nuevas alianzas. Le parece bien lo dispuesto por el PDeCAT y le parece bien la decisión de Gordó. El mismo día que salió a la luz el anuncio del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya él sabía hacia donde se dirigía el partido. La misma tarde del viernes afirma también en la entrevista que “se encontró” con Germà Gordó y que él mismo le informó acerca de su tres decisiones: abandonar JxSí, dejar el PDeCAT y mantener su escaño.


Por casualidad o no el mismo día que el Tribunal decide investigar a Gordó como presunto ‘conseguidor’ de comisiones ilegales a CDC, el diputado y Mas se encuentran. 


   ​Estampida en el PDeCAT tras el caso Gordó
   ​JxSí ya tiene oficialmente un escaño menos en el Parlament
   Gordó abandona el PDeCAT pero no deja su papel de diputado
   ERC reclama la renuncia de Germà Gordó y Marta Pascal aconseja dar "pasos al lado"