​Bárcenas abrirá el desfile de la comisión de investigación del Congreso sobre la caja B del PP

|


PartidoPopular


Luis Bárcenas será el encargado de estrenar la pasarela de la comisión de investigación del Congreso que tiene en el punto de mira la presunta financiación irregular del Partido Popular. Con el extesorero se abrirá el melón de las comparecencias que incluye a otros contables del PP e incluso al presidente del Gobierno y líder popular, Mariano Rajoy.


Está previsto que los citados comiencen a desfilar a finales de junio o principios de julio. La comisión ha decidido que solicitirá trabajar el mes siete, periodo que el Congreso suele estar inactivo a efectos parlamentarios. Hoy se ha decidido aprobar el plan de trabajo y las primeras citaciones. Bárcenas declararía el 26 de junio, casualmente el mismo día que Rajoy por la trama Gürtel, y el resto lo haría sobre la segunda semana de julio.


Los comparecientes están obligados a acudir a la comisión pero tienen derecho a no declarar por estrategia de defensa. En este sentido varios de ellos, incluido el propio Bárcenas, podrían acogerse a esta cuestión para rechazar hablar en la Cámara Baja por estar implicados en investigaciones judiciales.


Las primeras declaraciones fijadas serían las de los últimos cinco tesoreros del Partido Popular: Luis Bárcenas, Ángel Sanchís, Cristóbal Páez, Rosendo Naseiro y la actual gestora, Carmen Navarro. La Mesa de la comisión ha decidido postergar la comparecencia de Rajoy. El PSOE era partidario de que el presidente del Gobierno abriese la comisión, pero Ciudadanos y Podemos consideraban oportuno que su declaración quedase para el final. El Grupo Socialista cedía y por tanto se acordaba reservar a Rajoy para más adelante.


El PP intenta retrasar la comisión de investigación


El Partido Popular presentaba un escrito de cuestiones previas que versaba sobre hasta dónde debe llegar la comisión y a qué instituciones debe tocar. La oposición rechazaba ayer su petición que tenía como objetivo suspender los trabajos hasta que los letrados de la Cámara delimitasen su coto de actuación.


El posible desfile de personalidades populares parece preocupar al partido. En su escrito registrado el viernes en el Congreso el PP se pedía que la comisión se limitase a la legislatura actual. Argumentaba que la Cámara actual no puede investigar a otros gobiernos y ofrecían como fecha de inicio 2015 o siendo más permisivos 2012.


La oferta era rechazada de plano por los grupos de la oposición. Podemos y PSOE no eran partidarios de poner lindes a la presunta financiación irregular del Partido Popular. Mientras que Ciudadanos aceptaba establecer como punto de partida el 2004, fecha en la que empezó Rajoy sus labores en la presidencia del PP.


Ayer la Mesa de la comisión acordaba gracias a la oposición presentar un escrito con su plan de trabajo en el que no se fija ningún ámbito temporal. Soraya Rodríguez, representante socialista de la comisión, criticaba que la finalidad de los populares era la de “dilatar la puesta en marcha” utilizando una “actitud obstruccionista de mala fe”. Mientras que Toni Cantó, representante de Ciudadanos, acusaba al PP de “intentar embarrar el campo de juego”.



Ahora cabe esperar la respuesta del Partido Popular. El pasado lunes su coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo, amenazaba con la opción judicial si no se acordaba un objeto concreto de investigación. Maíllo defendía que la comisión se había creado con la intención de ser “una causa general contra el PP” y advertía de que no permitirían “comisiones inquisitoriales”.



   ​El PP “acepta” la investigación sobre su presunta financiación ilegal